mundo mundo
domingo 21 de agosto de 2016

El monasterio al que se accede por una cuerda

Debre Damo está en Etiopía y tiene su puerta a 30 metros de altura y sin ninguna escalera.

En la cima de una montaña del norte de Etiopía hay un monasterio que tiene una curiosa política de admisión: solo puede acceder hombres al recinto (y animales de sexo masculino) y deben hacerlo trepando por una cuerda hasta 30 metros. Esta cuerda de cuero trenzado se ofrece o se retira en función de si la persona que quiere entrar es o no bienvenida. Las mujeres deben permanecer a los pies del acantilado y rezar desde ahí. Los visitantes se atan la cuerda alrededor de la cintura y mientras escalan uno de los 600 monjes tira un poco de la cuerda.

La montaña es plana en su parte superior, lo que permitió la construcción del edificio en el siglo VI; se trata de uno de los monasterios más inaccesibles del mundo, pues hay que estar en una excelente forma física para llegar a su interior. Cuando se logra trepar por la cuerda, la prueba física no termina, pues es necesario subir una escalinata tallada en la montaña.

El monasterio también es famoso por tener una importante colección de manuscritos y por ser la primera iglesia construida en Etiopía. La tradición atribuye su fundación a Abuna Aregawi, un monje sirio y uno de los Nueve Santos de de la Iglesia Ortodoxa de Etiopía. Según una leyenda, Dios le dio una larga serpiente para que le ayudara a trepar la montaña para poder construir Debre Damo. Mientras San Miguel indicaba el camino, la serpiente llevaba al monje entre sus anillos hasta la cumbre. Este monje fundó otros monasterios y fue en sí la fuerza impulsora de la vida monástica en la región. Su fiesta es el 24 de octubre y se hace una peregrinación desde todo el país a Debre Damo.


Fuente: abc.es

Dejanos tu comentario

Más Leídas