mundo - Brasil Brasil
sábado 13 de agosto de 2016

El juicio a Dilma comenzará 4 días después de los Juegos

Está previsto que dure entre tres y cinco jornadas. La votación definitiva para su futuro se concretará a fines de mes.

Brasilia. La última etapa del juicio político a la suspendida presidenta brasileña, Dilma Rousseff, que
puede alejarla definitivamente del poder, se iniciará el 25 de agosto, cuatro días después del cierre de los Juegos Olímpicos de Río, informó ayer la agencia de noticias del Senado, donde se desarrolla el proceso.
"La sesión de enjuiciamiento de Dilma Rousseff se iniciará el jueves 25 a las 9. La notificación fue entregada a José Eduardo Cardozo, abogado de la defensa de la presidenta alejada" de su cargo.
El miércoles último, durante la última etapa antes del proceso a Rousseff, los senadores aprobaron por 59 contra 21 votos someter a juicio político a la presidenta, acusada de maquillar las cuentas fiscales y autorizar gastos sin aprobación del Congreso.

La votación decisiva

De acuerdo con el sitio de noticias G1 de Globo, la votación final debe ocurrir entre el martes 30 y el miércoles 31 de agosto.
Tal como en la penúltima instancia de esta semana, los trabajos de la última etapa serán dirigidos por el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lewandowski.
La mandataria izquierdista fue suspendida de su cargo el pasado 12 de mayo y reemplazada de manera interina por su vicepresidente, Michel Temer, a quien Rousseff acusa de traidor y de orquestar un "golpe blanco" en su contra.
Rousseff perderá su puesto de manera definitiva si en la etapa final del juicio dos tercios del plenario de senadores (54 votos sobre 81) votan por el impeachment.
En ese caso Temer terminará el mandato previsto hasta el 31 de diciembre de 2018 y caerá el telón sobre los 13 años en el poder del Partido de los Trabajadores (PT).
Analistas aseguran que la destitución de Rousseff ya es prácticamente irreversible.
El juicio de destitución se iniciará cuatro días después del término de los Juegos Olímpicos de Río2016, los primeros en América del Sur, que precisamente el antecesor y padrino político de Rousseff, Luiz Inacio Lula da Silva, batalló para traer a Brasil.

Triste estadística

Si Rousseff es definitivamente apartada de su cargo se convertirá en el segundo jefe de Estado brasileño que pierde su mandato a manos del Congreso en 24 años, después del hoy senador Fernando Collor de Melo, en 1992.
El gobierno de Rousseff perdió fuerza por una fuerte recesión económica y las acusaciones de corrupción que lo vincularon a una red de sobornos en la estatal Petrobrás, que alcanzaron a gran parte de la élite política brasileña y golpearon con fuerza al PT.
En el Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB) de Temer y de Calheiros existe intención de acelerar al máximo las fechas, contra la estrategia de la defensa de Rousseff.
"Brasil no soporta más este juicio", dijo el jefe del bloque de senadores del PMDB, Eunicio Oliveira, en conferencia de prensa suministrada ayer a los medios internacionales.

Salvataje: hay juristas argentinos

Si la suspendida presidenta de Brasil, Rousseff, fuera absuelta tras la votación prevista para fines de mes, recuperará el cargo.
Esto implica que el vicepresidente, actualmente a cargo de la primera magistratura nacional, Michel Temer, debería volver a ocupar la vicepresidencia, algo que seguramente desembocaría en su dimisión.

Caso de derechos humanos

La demanda fue presentada a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que ya ha criticado la forma en que se ha desarrollado el proceso de destitución que enfrenta Dilma Rousseff.
Esta nueva instancia, no vinculante con el proceso que lleva adelante el Senado de Brasil, se inició el miércoles último, apenas tres horas después de que en sesión dirigida por el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lewandowski, se aprobara por 59 a 21 el informe que recomienda avanzar hacia el final del proceso.
Los diputados Pimenta y Teixeira, del PT, explicaron que la demanda ha sido preparada por juristas brasileños y argentinos y exige una medida cautelar que "suspenda" el juicio contra Dilma.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas