mundo - Estado Islámico Estado Islámico
domingo 18 de septiembre de 2016

El ISIS se adjudicó el ataque con cuchillos en un shopping de Minnesota

El Estado Islámico reivindicó el ataque de un hombre que hirió con un cuchillo a ocho personas en Estados Unidos al afirmar que "es un soldado" del califato, tras lo cual el FBI dijo que investiga si se trató de un acto "terrorista".

El atacante acuchilló el sábado a la noche en un centro comercial a sus víctimas, vestido con un uniforme de guardia privada, invocando a Alá, tras lo cual fue abatido por un policía fuera de servicio.

Al menos uno de los ocho heridos es musulmán mientras que cinco de ellos fueron dados de alta en el hospital adonde fueron ingresados.

"El ejecutor de los ataques con un cuchillo cumplido ayer (sábado) en Minnesota era un soldado del Estado Islámico, en respuesta a los llamados a atacar a los ciudadanos de países pertenecientes a la coalición internacional anti-Isis", anunció la agencia Amaq, órgano de la propaganda del grupo yihadista.

El jefe de policía dijo en conferencia de prensa que por ahora no existe un vínculo entre la explosión en Nueva York, provocada también el sábado, y la agresión cometida a una distancia de 100 kilómetros de Minneapolis.

La policía por el momento no identificó al autor pero la reivindicación echa una sombra inquietante sobre Estados Unidos en plena campaña electoral.

Por el momento, lo único que se sabe del agresor es que tiene tres "antecedentes", en particular por violaciones menores a las normas de tránsito.
La policía tampoco confirmó si cumplía tareas de vigilancia en el centro comercial.

El complejo comercial abrió hoy en las primeras horas de la mañana, cuando los últimos clientes pudieron salir y reencontrarse con sus familiares.

Adonis Samuel, de 42 años, del lugar, estaba afuera del centro comercial y su esposa Roxanne trabajaba adentro: "Me llamó por teléfono y me dijo que se escondía debajo de la caja con un cliente. Luego me llamó para decirme que estaba a salvo en una zona segura", contó.

"Imprevistamente escuché bum, bum, bum", contó Harley Exsted, que se encontraba de compras con su esposa.
"Pensé que alguien hubiera tirado abajo una estantería, luego vi a la gente huir y salimos huyendo nosotros también", relató.

Fuente: Ansa

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas