mundo mundo
martes 06 de septiembre de 2016

El huracán Newton sacudió la turística costa oeste de México

El fenómeno climático derribó árboles y techos de lámina, mientras miles de turistas y habitantes se resguardaron en refugios.

El huracán Newton tocó tierra este martes cerca de la localidad turística de Los Cabos antes de que saliera el sol en la costa oeste de México, derribando árboles y techos de lámina, mientras miles de turistas y habitantes se resguardaban del embate del meteoro.

Con vientos de 150 km/hora, Newton -un huracán categoría 1 de las 5 de la escala Saffir-Simpson- golpeó a la Península de Baja California dos años después del azote del ciclón Odile, que dejó seis muertos y 1.000 millones de dólares en daños tras alcanzar la categoría 4.

"Está muy oscuro todavía" y no se sabe aún si hay víctimas por Newton, dijo a la AFP Marco Antonio Vázquez, director de Protección Civil de Los Cabos, uno de los destinos marítimos más atractivos del mundo con hermosas playas y una importante vida nocturna.

El funcionario tampoco ha tenido noticia de cómo se encuentran los cerca de 14.000 turistas que se hospedan actualmente en el puerto, favorito de muchos estadounidenses y canadienses. Otros 1.000 turistas se encuentran en localidades aledañas.

El servicio de luz eléctrica fue cortado y "los vientos están muy fuertes", lo que ha causado el desplome de numerosos árboles, cables de telefonía y techos de lámina, explicó Vázquez, al señalar que unas 1.500 personas se refugiaron en albergues de Los Cabos.

De su lado, el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos aseguró que Newton se encontraba 85 km al noroeste de Los Cabos. Y aunque asegura que "un debilitamiento (del meteoro) está previsto para las próximas 24 horas", reportó condiciones propias de huracán y tormenta tropical "sobre la mayoría de la zona sur de la península de Baja California", en tanto prevé que estas condiciones se esparzan hacia el norte durante el día.

Las autoridades han cerrado los puertos a las pequeñas embarcaciones en Baja California y otras zonas de la costa del Pacífico, y se espera que las marejadas afecten a las zonas costeras bajas.

Además, se han habilitado albergues en todo el estado de Baja California Sur con una capacidad para 16.000 personas, apuntó a su vez el subsecretario estatal de Protección Civil, Carlos Godínez.

El gobierno estatal decidió asimismo la suspensión de las clases en todo el estado y desde la noche del lunes los vuelos fueron cancelados en el aeropuerto de La Paz, capital de Baja California Sur. Antes del la llegada de Newton, los pobladores y comerciantes de La Paz se apresuraron a abastecerse de gasolina y a proteger sus ventanas con cinta adhesiva para luego resguardarse.
Fuente: AFP vía Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas