mundo mundo
miércoles 06 de julio de 2016

Dura acusación contra Blair en informe sobre la invasión a Irak en 2003

La invasión británica en Irak en 2003 fue "mala" y tuvo "consecuencias negativas hasta el día de hoy", dijo Chilcot, el autor de la investigación

El ex primer ministro británico Tony Blair fue acusado hoy por "no haber cuestionado" las informaciones de los servicios secretos que llevaron a su país a unirse a la invasión de Irak en 2003, a través de un informe de investigación dado a conocer hoy en Londres.

El trabajo, conocido como "Informe Chilcot" por el autor de la investigación, John Chilcot, recuerda también que esas informaciones aseguraban que los iraquíes "disponían de armas de destrucción masiva", dato que terminó resultando falso.

La invasión británica en Irak en 2003 fue "mala" y tuvo "consecuencias negativas hasta el día de hoy", dijo Chilcot, según informó la agencia de noticias EFE.

Al dar a conocer en Londres su muy esperado informe, Chilcot dijo también que el ex presidente iraquí, Saddam Hussein, no suponía una amenaza antes de marzo de 2003, cuando el Reino Unido y EEUU iniciaron la intervención armada.

El autor del documento recordó la difícil situación en que se encuentra hoy Irak y mencionó el devastador atentado perpetrado el pasado fin de semana, en el que 250 personas perdieron la vida.

El informe revela también detalles impactantes sobre la relación entre Blair y el entonces presidente de EEUU, George W. Bush.

El ex primer ministro laborista británico prometió a Bush en 2002 "apoyo incondicional" para invadir Irak. "Estaré contigo pase lo que pase", le escribió Blair el 28 de julio de ese año, ocho meses antes de que el 20 de marzo de 2003 empezara la guerra contra el país árabe.
Fuente:

Más Leídas