mundo mundo
miércoles 04 de mayo de 2016

Dos expresos palestinos lanzaron un "food truck" ecológico en Ramalá

Siguiendo una moda que causa furor en todo el mundo, los dos amigos pidieron al ministerio de Transportes la autorización para operar el primer camión-restaurante que funciona en los Territorios palestinos.

En las calles de Ramalá el emprendimiento de Jaldun y Abderraman no pasa desapercibido, un camión pintado con colores vistosos y con luces de neón, el primer "food truck" autorizado a operar en los territorios palestinos, que además funciona con energía solar.

Los vendedores ambulantes de falafel (bocadillos de albóndigas de pasta de garbanzo), maíz tostado o de café turco forman parte del paisaje palestino, pero un "food truck" con dos refrigeradores y con un horno que funciona con energía solar es algo inédito.

Siguiendo una moda que causa furor en todo el mundo, los dos amigos pidieron al ministerio de Transportes la autorización para operar el primer camión-restaurante que funciona en los Territorios palestinos.

La idea de este emprendimiento nació en la cantina de la prisión israelí donde Jaldun al Barghuthi y Abderraman al Bibi servían a los otros prisioneros.

Jaldun, un informático padre de seis hijos, pasó ocho años detenido, Abderraman nueve, pero ninguno brinda detalles sobre porqué estuvieron presos. "Yo tenía que moverme después de pasar tanto tiempo en una pequeña celda", explicó Jaldun.

"Estábamos aburridos de las largas horas de hastío, todo el tiempo queríamos movernos, como un tren", explica mientras prepara una baguette con cebolla y pollo asado.

Para olvidar la oscura prisión y los tristes uniformes marrones y azul oscuro que estaban obligados a portar, decidieron pintar el camión con colores vistosos: rojo, azul, naranja, violeta y amarillo.

Y por la noche, las luces de neón anuncian su presencia. Desde su inauguración hace tres semanas, los dos socios se turnan desde las 08H00 hasta medianoche todos los días. "En general, nos estacionamos delante de las universidades o de los jardines públicos. A veces los empleados nos piden que vayamos a una zona industrial", cuenta Jaldun, con una cuidada barba negra y un delantal con la enseña del camión.
Fuente:

Más Leídas