mundo - Donald Trump Donald Trump
jueves 05 de octubre de 2017

Donald Trump se lavó las manos y no quiso hablar del control de armas en Las Vegas

El presidente de Estados Unidos se reunió con víctimas y agentes de seguridad tras el tiroteo que dejó 59 muertos y más de 500 heridos.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump felicitó a Las Vegas por su "valentía" tras sufrir la peor matanza a tiros en la historia reciente de Estados Unidos, sin hablar sobre el control de armas en el país y lavándose las manos sobre el tema (una vez más), tras visitar a algunas víctimas y agentes de seguridad que respondieron al ataque, mientras el FBI seguía armando el rompecabezas de lo ocurrido.

Tres días después de que Stephen Paddock, un estadounidense de 64 años, matara a 59 personas e hiriera a más de 500 en pleno centro de la meca del juego y el entretenimiento, el mandatario visitó con su esposa Melania un hospital y un centro de comando de la policía para reunirse con víctimas y socorristas. "Vimos una valentía tremenda, la policía, increíble, la gente, increíble. En nombre de nuestro país, queremos agradecerles. Son una inspiración", señaló al destacar cómo personas malheridas no dejaban de ayudar a otros en fatídico domingo.

Paddock-1.jpg
Stephen Paddock, supuesto autor de la masacre de Las Vegas.
Stephen Paddock, supuesto autor de la masacre de Las Vegas.

Paddock abrió fuego contra unas 22.000 personas congregadas en un festival de música country desde una habitación en el piso 32 del hotel Mandalay Bay. Se quitó la vida antes que llegara la policía.

El móvil del atacante sigue siendo una incógnita. Lo que se sabe es que Paddock era un contador jubilado, que le gustaba apostar fuerte y era dueño de un arsenal. Está claro que fue un acto planificado –colocó incluso una cámara afuera de la habitación para saber si la policía llegaba a buscarlo– pero no dejó ni nota ni carta ni manifiesto.

En busca de algún dato que pueda aportar respuestas, el FBI recibió en el aeropuerto de Los Ángeles a la novia del atacante, Marilou Danley, de 62 años, quien estaba en Filipinas cuando la masacre. "Conocí un Stephen Paddock bondadoso, cariñoso y tranquilo", dijo Danley en un comunicado leído por su abogado, Matthew Lombard. "Lo amé y aposté por un futuro tranquilo juntos". "Nunca me dijo nada o hizo alguna acción que me alertara que algo horrible como esto pudiera pasar", siguió el texto.

las-vegas-1.jpg
Terror. Dos mujeres heridas se recuperan en un sector de emergencias.
Terror. Dos mujeres heridas se recuperan en un sector de emergencias.

Danley, de 62 años, explicó que hace dos semanas, Paddock le dijo que había encontrado un boleto de avión económico para que fuera a visitar a su familia en Filipinas.

Este caso "es un poco diferente de otros que tratamos en el pasado, porque aún no tenemos pistas para determinar la ideología del tirador, o explicar sus motivos", reconoció a la cadena CNBC Andrew McCabe, subdirector del FBI. "Tenemos que hacer un gran trabajo policial para juntar las diferentes piezas y armar el rompecabezas", agregó.

Con Valium
A Paddock le recetaron en junio un fármaco contra la ansiedad que puede provocar comportamientos agresivos, informó la prensa local. Los documentos obtenidos a través de la base de datos del Programa de Supervisión de Prescripciones de medicamentos de Nevada mostraron que el doctor Steven Winkler le recetó a Paddock el pasado 21 de junio 50 pastillas de 10 miligramos del sedante diazepam (Valium).

Paddock compró el fármaco sin presentar tarjeta de seguro médico en una farmacia de la cadena Walgreens de Reno (Nevada) el mismo día que se lo recetó Winkler.

Paddock tirador las vegas.jpg

El abuso de ese fármaco puede provocar incluso experiencias psicóticas en el consumidor, según detalla el portal especializado drugabuse.com.

"Si alguien tiene un problema de agresividad subyacente y lo sedas con ese fármaco, puede suscitar esa agresividad", indicó al rotativo el doctor Mel Pohl, del hospital Recovery Center de Las Vegas.

El asesino obtuvo un arsenal fácil y legal
Veintitrés armas en su habitación de hotel y otras 19 en su casa. Montones de municiones y dispositivos que convertían rifles de asalto en armas automáticas que disparaban como metralletas.

¿Cómo pudo Stephen Paddock, quien mató a tiros a 59 personas desde la ventana de su habitación en el piso 32 de un hotel de Las Vegas, amasar tal arsenal de armas ? En Estados Unidos, y particularmente en estados como Nevada es fácil. Y totalmente legal.

Aunque el país es conocido por tener leyes laxas sobre las armas, existen restricciones a las compras de numerosas pistolas.

Las Vegas tiroteo 02.jpg
Foto: Getty
Foto: Getty

Pero si alguien quiere juntar un arsenal de rifles como el de Paddock, puede hacerlo sin que nadie se entere.

La mayor parte de la venta de armas se realiza a través de vendedores con licencias federales que deben someter a los compradores a una revisión de antecedentes penales. El FBI comparará sus nombres con tres bases de datos de criminales.

Esas bases de datos no siempre son perfectas, pues dependen del levantamiento de información, a veces irregular, de los estados.

Ataque las vegas 2

Dylan Roof, el supremacista blanco que mató a 9 negros en una iglesia en Charleston, Carolina del Sur, en junio de 2015, burló los controles y adquirió una pistola pocas semanas antes, a pesar de haber sido condenado por drogas.

Pero si una persona no tiene una historia criminal –y Paddock evidentemente no generó alarmas– puede comprar cuantas armas desee.

En Nevada, donde la laxitud frente al sexo y el juego se extiende a las armas, habría sido fácil para Paddock acumular todo su arsenal pasando desapercibido.
Fuente:

Más Leídas