mundo - Donald Trump Donald Trump
viernes 17 de febrero de 2017

Donald Trump quiere que uno de sus hombres supervise al FBI

Se trata del multimillonario Stephen Feinberg, quien lideraría una revisión de la agencia. El presidente acusa a este organismo de filtrar las conversaciones con Rusia.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estudia nombrar a uno de sus aliados, el multimillonario neoyorquino Stephen Feinberg, para liderar una revisión profunda de las agencias de inteligencia (FBI y NSA).

El posible nombramiento de Feinberg para analizar el estado de las oficinas de inteligencia se ha encontrado con una oposición importante entre los miembros de estas agencias, ya que temen podría mermar su independencia.

Esta resistencia se debe a que la presencia de Feinberg se considera como un intento del presidente de infiltrar a uno de sus partidarios en las agencias de inteligencia, que han sido fuertemente criticadas por el presidente.

Trump criticó la efectividad y el funcionamiento de la CIA y el FBI tanto durante la campaña electoral como durante sus primeras semanas como presidente. Las ha señalado como culpables de las filtraciones a los medios sobre las conversaciones de su ex asesor en seguridad nacional, Michael Flynn, con Moscú, que forzaron su dimisión.

Feinberg, cofundador de la firma Cerberus Capital Management y miembro del consejo empresarial de Trump, ha anunciado ya en su empresa que se prepara para unirse al gobierno, aunque hasta la fecha su designación no se ha hecho pública.

Además, el mandatario anunció que pidió al Departamento de Justicia investigar las filtraciones de datos sensibles a la prensa.

"He llamado al Departamento de Justicia para que se dedique a indagar sobre estas filtraciones. Son actos criminales. Son datos filtrados por personas dentro de las agencias", dijo Trump, quien mencionó los detalles de sus conversaciones con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, divulgados a la prensa.

Nuevo decreto migratorio
Donald Trump, dijo que "la prensa está fuera de control" por las últimas acusaciones periodísticas contra su gobierno y su presunta conexión con Rusia, y adelantó que "la semana próxima firmará un nuevo decreto para proteger al país" en referencia a su veto migratorio que fue suspendido por la Justicia.

El mandatario estadounidense hizo un recorrido por su primer mes de gobierno y concluyó que "nunca hubo un presidente que haya hecho tanto en tan poco tiempo", según la transmisión de la Casa Blanca.

"Heredé un desastre, es un desastre, en casa y en el extranjero", sentenció Trump e incluyó "la expansión de ISIS como un cáncer", la firma de tratados comerciales "que matan puestos de trabajo" y "una nación infectada con drogas".

"Acá las drogas son más baratas que un caramelo", sentenció el mandatario.

Pese a esa pesada herencia, Trump sostuvo que su gobierno "está funcionando como una máquina bien aceitada" y responsabilizó de los traspiés que ha tenido hasta ahora a la oposición demócrata.

Trump no dio detalles sobre cómo será el nuevo decreto migratorio, pero aprovechó para ratificar todas sus medidas migratorias: la construcción de un muro en toda la frontera con México y la imposición de sanciones contra las ciudades que actúen como santuarios para inmigrantes que viven ilegalmente en Estados Unidos.

Un latino para el Ministerio de Trabajo
Donald Trump nominó a su candidato para ser el próximo secretario de Trabajo. Se trata del abogado Alexander Acosta, decano de la Escuela de Derecho de la Universidad Internacional de la Florida. Será el primer funcionario latino en integrar el gabinete del presidente estadounidense.

La designación se da luego de que Andrew Puzder, la principal opción para el cargo que manejaba el jefe de Estado, se retirara de la pelea por el puesto tras la oposición de varios senadores republicanos. Ahora, la designación deberá ser aprobada por el Senado.

Acosta, nacido en Miami, es licenciado en Derecho y Economía por la Universidad de Harvard.
No será la primera experiencia de Acosta en la función pública: ya trabajó como abogado en la División de Derechos Civiles durante el gobierno del ex presidente George W. Bush.
Fuente:

Más Leídas