mundo - Barack Obama Barack Obama
miércoles 23 de noviembre de 2016

Donald Trump ahora contradice varias de sus promesas de campaña

El presidente electo adelantó que no investigará a Hillary Clinton y cambió su postura sobre el cambio climático. También da marcha atrás con la derogación del sistema de salud llamado Obamacare.

Mientras prepara su equipo de gobierno, el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, adelantó ayer que no va a investigar a Hillary Clinton y admitió que "hay alguna relación" entre la actividad humana y el cambio climático y que mantendrá la mente abierta sobre si Estados Unidos debe retirarse de un acuerdo internacional para frenar el calentamiento global.

Las declaraciones contradicen las promesas que hizo durante la campaña electoral.

El cambio de postura sobre Clinton lo adelantó una de las colaboradoras más estrechas de Trump, Kellyanne Conway, que dijo que el magnate "quiere pasar la página", y sobre el cambio climático lo hizo a través del The New York Times.

Durante su campaña, Trump prometió que si ganaba las elecciones designaría a un fiscal especial para investigar a Clinton, a quien acusó de comprometer la seguridad del país por usar un servidor privado de correo electrónico para tratar asuntos oficiales mientras era secretaria de Estado.

Pero el empresario millonario, que dirige la transición desde su lujosa Torre Trump, de Nueva York, también ha hecho concesiones en su programa y mostrado una actitud más tranquila en algunos encuentros, en particular en el que mantuvo con Barack Obama.

A su vez, Obama y Trump han vuelto a hablar al menos una vez desde su reunión en persona el 10 de este mes, con el fin de preparar la transición, aunque no se detalló el contenido de la conversación.

Trump se ha rodeado de partidarios de una línea dura en materia de seguridad, de relaciones con el islam y sobre la inmigración y les ha dado cargos clave, como la secretaría de Justicia y la dirección de la CIA. Prosigue sus reuniones para formar el gobierno que tomará las riendas del país el 20 de enero.
Si bien prometió comenzar desde el primer día a trabajar para retirar a Estados Unidos del Tratado Comercial Transpacífico (TPP), además daría marcha atrás sobre los acuerdos contra el cambio climático, ya que sigue defendiendo el uso de gas y petróleo de esquisto, también ha empezado a retroceder con su promesa de derogar la reforma del sistema de salud (el llamado Obamacare).
Dolido con la prensa
Trump, dolido con algunos sectores de la prensa, lanzó en las últimas horas duros ataques contra el diario The New York Times y contra famosos presentadores de los principales canales de televisión del país, a los que acusó de haber informado de forma "injusta" y "deshonesta". Mantuvo un encuentro con los directores de los principales canales de televisión y sus más prestigiosos periodistas.

En esa reunión, Trump se mostró desafiante y criticó la manera en la que la televisión han cubierto su campaña presidencial, que culminó en victoria el pasado 8.

El presidente electo, en un movimiento inédito en la historia reciente, se dirigió específicamente a los presentadores y directivos de las cadenas CNN y NBC para criticar lo que él consideró una "injusta" cobertura.

Críticas y visita
Este mismo martes reabrió un nuevo frente en su particular guerra contra los medios al anunciar en Twitter que cancelaba la reunión confidencial que tenía previsto mantener con The New York Times porque el diario había decidido cambiar las reglas del encuentro a último momento, un extremo que el diario niega.

Sin embargo, en una de sus escasas salidas de la Torre Trump, el presidente electo se desplazó hasta la sede de The New York Times para responder durante algo más de una hora a las preguntas del periódico, uno de los blancos favoritos de sus críticas a la prensa.

En el encuentro, del que el diario fue informando en directo, Trump expresó su rechazo al movimiento de la ultraderecha conocido como "alt-right", que apoyó mayoritariamente su candidatura.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas