mundo - Estados Unidos Estados Unidos
jueves 20 de abril de 2017

Desecharán miles de condenas en Estados Unidos porque una mujer alteraba los resultados

Fiscales anularán más de 21.000 condenas por casos de drogas, después de que una empleada estatal alterara las evidencias.

Fiscales de Massachusetts (Boston, Estados Unidos) han tomado medidas para anular más de 21.000 condenas por casos de drogas, cinco años después de que una empleada del laboratorio estatal fue atrapada alterando evidencias y falsificando exámenes.

La Corte Suprema del estado ordenó a fiscales de distrito en siete condados que hicieran una lista indicando en cuántos de los cerca de 24.000 casos que involucran a Annie Dookhan no podrían o no estarían dispuestos a presentar cargos si a los acusados se les concedieran nuevos juicios.

La Unión Americana para las Libertades Civiles de Massachusetts (ACLU) dijo que se recomendó que 21.587 casos sean desechados. Agregó que sería la más grande anulación de condenas criminales en la historia de Estados Unidos.

Los casos serían anulados formalmente a través de una orden de la corte, prevista para hoy, añadió la ACLU.

"Hoy es un día de gran victoria para la justicia y la imparcialidad, y para miles de personas en el estado que fueron hallado culpables injustamente por delitos de drogas", dijo en un comunicado Matthew Segal, director legal de la ACLU de Massachusetts.

En el 2013, Dookhan se declaró culpable de obstrucción de justicia, perjurio y alteración de evidencias tras ser acusada falsificar su trabajo desde el 2004. Fue sentenciada a tres años de prisión y salió bajo libertad condicional el año pasado.

Muchos de los condenados por drogas ya habían cumplido sus sentencias, aunque algunos probablemente siguen en prisión debido a cargos que no fueron contaminados por el escándalo del laboratorio. Alrededor de 2.000 casos habían sido resueltos antes del martes.

El fiscal de distrito del condado de Suffolk, Daniel Conley, cuya jurisdicción incluye Boston, tomó medidas el martes para anular todas menos 117 de los cerca de 7.500 presuntos casos que hay allí. Los casos restantes involucran a personas con antecedentes de delitos violentos y violaciones de libertad condicional.

El fiscal de distrito de Cape y Islands, Michael O'Keefe, tomó medidas para desechar más de 1.000 casos.

El fiscal de distrito de Bristol, Thomas Quinn, dijo que está pidiendo se anulen más de 1.500 casos.
Fuente:

Más Leídas