mundo - España España
lunes 28 de marzo de 2016

Denunció a una empresa aeronáutica que le pidió se arrastrase hasta el avión para embarcar

El afectado, que usa silla de ruedas, afirmó que el trato recibido lo hizo sentir como un ciudadano de segunda clase.

Matthew Parkes es un británico de 38 años con las dos piernas amputadas por debajo de la rodilla que, cuando intentaba volver a Manchester de sus vacaciones en Málaga, España, vivió un episodio que califica de "humillante".

Según cuenta al diario Manchester Evening News, el personal de la compañía Ryanair en el aeropuerto de la ciudad andaluza le dijo que no podía ir en la silla de ruedas que usa, de manera que tendría que "arrastrarse" a lo largo de dos rampas, una tanda de escaleras y, finalmente, la pista de despegue, hasta llegar al avión.

Cuando Parkes se negó a hacerlo, sostiene que lo llevaron hasta la aeronave en una camilla, a la vista de todos los demás pasajeros, lo que le hizo sentir "como un ciudadano de segunda clase". "Me llevaron desde la parte delantera a la parte trasera del avión, golpeando a la gente".

Sin embargo, Ryanair aseguró al diario británico que Parkes recibió la ayuda habitual en personas con movilidad reducida y que "hasta donde saben, no es cierto" lo que ha denunciado.

El pasajero viajaba acompañado de su hija de cuatro años y de su esposa, que insiste en que se quejó tanto al personal de tierra como al de cabina y que tiene previsto presentar una denuncia formal por lo sucedido.

"Ryanair me hizo sentir humillado y como que no le importaba", dice Parkes, a quien hubo que amputar parcialmente ambas piernas tras una sepsis, cuando estaba de vacaciones hace un año en Mallorca. El de Málaga era su primer viaje desde que usa silla de ruedas y prótesis.

Fuente: 20minutos.es

Fuente:

Más Leídas