mundo - Brasil Brasil
miércoles 25 de mayo de 2016

Crisis política en Brasil: Michel Temer anunció recortes en el gasto público

En un claro mensaje a los mercados bursátiles, lanzó un paquete de medidas para salir de la maltrecha economía.

El presidente interino Michel Temer anunció este martes un paquete de medidas para recortar gastos y relanzar la maltrecha economía. El objetivo es congelar el gasto público, tomando como referencia el crecimiento de los precios de 2015, que fue del 10%. Eso rompe una norma del pasado por la que los gastos del Estado siempre crecían más que la inflación.

El recorte en las cuentas públicas afectará, previsiblemente, a todas las áreas, como la reforma previsional. En un claro mensaje al mercado, Temer afirmó que en principio no habrá aumento de impuestos.

Dado que la Constitución brasileña prevé destinar un porcentaje fijo de gasto para las áreas de educación y sanidad, entre otras, el gobierno va a enviar al Congreso una enmienda para poder saltarse esa barrera.

Durante una reunión televisada con otros funcionarios del gobierno, el mandatario de 75 años golpeó la mesa insistiendo en que estaba en condiciones de ejercer la presidencia. "He escuchado: 'Temer está viejito, pobrecito, ya no puede gobernar'. ¡Eso es un disparate!", dijo quien usualmente es tan calmado que le dicen el Mayordomo.

"Fui secretario de seguridad interior en San Pablo dos veces, y tuve que lidiar con criminales. Yo sí sé cómo gobernar", agregó. Criticó las "agresiones psicológicas" de las que afirma ser víctima desde que asumió el cargo.

Temer, quien llegó al poder el 12 de mayo tras la suspensión de Dilma Rousseff, a la espera de su juicio político en el Congreso, busca dar un rumbo firme a su gestión, que a pocos días de haber comenzado enfrenta fuertes turbulencias políticas y económicas.

En palabras del ministro de la Presidencia, Eliseu Padilha, el gobierno quiere optimizar sus asociaciones con el sector privado y "hablar la lengua del mercado".

"Quiero enfatizar que no es en un plazo de 12 días o en dos meses que Brasil saldrá de la crisis", advirtió al presentar las medidas de austeridad a los líderes del Congreso, que tendrán la última palabra para que varias de las disposiciones diseñadas vean la luz.

Entre los planes del gobierno se encuentra la anticipación del pago de una deuda del Banco de Desarrollo al Tesoro Nacional y una reforma constitucional para poner un techo al crecimiento de los gastos del sector público, que según Temer "se encuentran en una trayectoria insostenible".

La administración interina ya había pronosticado que Brasil tendrá este año un inmenso déficit primario, casi el doble de lo previsto por la presidenta suspendida. El déficit fue estimado en 163.942 millones de reales contra 96.000 millones de reales calculados por el gobierno de Rousseff. La nueva meta fiscal la está discutiendo el Congreso.

Temer, que prometió rescatar a Brasil de la crisis con un gobierno de "salvación nacional", fue recibido el lunes con gritos de "golpista" en el Congreso cuando fue a entregar personalmente la propuesta para reducir la meta fiscal de este año. Las consignas "Fuera Temer" y "Temer jamás" proliferan en las redes sociales de militantes de izquierda, y en actos culturales en todo el país de la mano de la clase artística que resiste a las políticas liberales anunciadas por su gobierno.

Jucá renunció
Uno de los hombres fuertes del gobierno interino, el ministro de Planificación y Presupuesto, Romero Jucá, dimitió tras la divulgación en la prensa de una conversación en la que sugería que la destitución de Rousseff permitiría detener las investigaciones sobre el multimillonario fraude en Petrobrás.

Fuente: AFP vía Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas