mundo mundo
martes 22 de marzo de 2016

Conflicto con Apple: un "tercero" le dio la llave al FBI

"Un tercero" se acercó el fin de semana y le mostró al FBI un posible método para desbloquear el teléfono de uno de los autores de la masacre de San Bernardino.

El gobierno lo dijo durante semanas: los investigadores del FBI necesitan desbloquear un iPhone utilizado por uno de los autores de la masacre de San Bernardino y solo Apple podía hacerlo.

Pero el lunes se produjo un giro insólito en el caso cuando los fiscales federales pidieron a un juez que cancelara una audiencia sobre sus esfuerzos para obligar a Apple a desbloquear el teléfono. El FBI podría haber encontrado otra manera de hacerlo y tal vez no requiera la cooperación de Apple, según documentos judiciales presentados el lunes por la noche, menos de 24 horas antes de la audiencia del martes.

"Un tercero" se acercó el fin de semana y le mostró al FBI un posible método para desbloquear el teléfono de Syed Rizwan Farook, de acuerdo con los documentos.

"Se requieren pruebas para determinar si es un método viable que no comprometerá los datos en el iPhone de Farook", dice el documento. "Si el método es viable, eliminará la necesidad de ayuda de Apple".

Si es viable, significa que el gobierno ha socavado sus propios argumentos contra Apple, dijo Kristen Eichensehr, profesora de derecho de la Universidad de California, Los Angeles.

"Si encontraron otra manera de entrar al teléfono, no solo debilitan su argumento. Significa que no pueden satisfacer los requisitos legales para sustentar la orden judicial", dijo Eichensehr, en alusión al fallo de la jueza Sheri Pym del 16 de febrero que obliga a Apple a crear un software que desarme los dispositivos de seguridad del teléfono.

Pym aprobó la petición y ordenó al gobierno que presente un reporte de la situación para el 5 de abril.

En una conferencia telefónica con reporteros, los abogados de Apple dijeron que resulta prematuro declarar la victoria en el caso debido a que es posible que las autoridades regresen a los tribunales en las próximas semanas y digan que aún necesitan la ayuda de la compañía. Los abogados hablaron bajo una política de Apple que les prohíbe ser citados por nombre.

Fuente: Associated Press

Más Leídas