mundo mundo
jueves 09 de junio de 2016

Christo crea un paseo para caminar sobre las aguas

Se trata de una imponente instalación de un sistema de módulos de muelles flotantes formado por 200.000 cubos de polietileno de alta densidad

Las personas realistas dicen siempre que hay que tener los pies en la tierra. Sin embargo, un artista soñador ha pensado que caminar por las aguas puede ser «una experiencia excitante, incluso sexy». Así lo dice Christo Javacheff, célebre artista americano de origen búlgaro, quien ha hecho arte en el lago Iseo: Ha creado una pasarela de más de 3 kilómetros, casi suspendida sobre las aguas, más casi dos kilómetros en tierra firme, uniendo la isla de San Pablo con Sulzano, pueblo de 2.000 habitantes de la provincia de Brescia, a 100 kilómetros de Milán.

Se trata de una imponente instalación de un sistema de módulos de muelles flotantes formado por 200.000 cubos de polietileno de alta densidad. La pasarela está terminada, a falta de revestirla de un tejido sintético iridiscente, de 90.000 metros cuadrados, entre el naranja y el amarillo. La invitación del artista es que se debe «subir en la pasarela sin zapatos, para tener la sensación de que se camina sobre las aguas».

Christo, maestro del «land art», corona así un sueño que por dos veces le fue negado, en Argentina y Japón, donde no recibió permiso. El proyecto, en el que trabaja más de un año, lo ha denominado «The Floating Piers» (muelles flotantes) y ha asegurado ya al lago celebridad mundial. Le ha costado 15 millones de euros, que Christo paga de su bolsillo, financiándose con la venta de los diseños, estudios, collage, videos, películas y fotos. La pasarela será inaugurada el 18 de junio y se clausura el 3 de julio. Se ha suscitado tal expectación que no se encuentra ya alojamiento en los hoteles de la zona. Unas 150 personas trabajarán en la seguridad y la asistencia, para permitir a cualquiera el caminar por la pasarela flotante durante las 24 horas del día.

Christo ha dedicado este «The Floating Piers» a Jeanne-Claude, amadísima mujer-musa, fallecida en el 2009, junto a la que realizó otros grandes proyectos. Son conocidos sobre todo por intervenir sobre el paisaje y modificarlo de forma provisional, revistiendo o «embalando» monumentos o extendiendo grandes telones sobre lugares naturales. «Mis obras y las de Jeanne-Claude no aspiran a la eternidad: Duran poco, como las flores o la juventud», ha dicho Christo. El artista explica que su trabajo «está dirigido a los seres humanos, a cómo viven, a la relación que tienen con la naturaleza».

Christo, que en sus proyectos asocia la utopia de un artista-poeta-soñador,con conocimientos técnicos y de ingeniería de gran complejidad, hace unos días presentó su último «empaquetado» ofrecido al Papa Francisco para una obra de caridad: 300 cajas firmadas que contienen la serie en DVD «Descubriendo los Museos Vaticanos».


Fuente: abc.es

Fuente:

Más Leídas