mundo mundo
domingo 26 de junio de 2016

Cazadores aprovechan sequía del Pilcomayo para matar animales

Muchos cocodrilos, caimanes y peces no logran sobrevivir a la falta de agua y los que agonizan son atacados para sacarles su carne, considerada comestible

Decenas de cocodrilos, caimanes y peces están muriendo a diario debido a la sequía del río Pilcomayo, en Paraguay. La imagen de los animales atrapados en el barro conmueve a los pobladores que nada pueden hacer.

Y en medio de la crisis por la falta de agua ahora aparecen cazadores furtivos que aprovechan el estado muchas veces agonizante de los animales para matarlos y llevarse su carne.

Los que aún no murieron en medio de los cauces secos del Pilcomayo son directamente cazados por oportunistas que ven la crisis como una posibilidad de alzarse con carne de animales silvestres de manera fácil.

Sin posibilidad alguna de defenderse y totalmente expuestos, los animales permanecen en torno a los pocos remanentes de agua que quedan o directamente en medio del fango.

La situación es aprovechada por los cazadores para matarlos y despojarlos de su cola, que constituye la parte comestible más apreciada.

Víctor Benítez, de la ONG Altervida, alertó de que "estamos en puertas de un desastre ecológico ante la situación que deben atravesar las especies ante la sequía".

Varios animales sufren a raíz de la falta del líquido vital. Mientras que muchos de ellos fallecieron, otros siguen luchando por sobrevivir. Los más perjudicados: los peces, los caimanes y los cocodrilos.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas