mundo - Cataluña Cataluña
martes 03 de octubre de 2017

Cataluña se manifestó contra la brutal represión policial que sufrió

Los manifestantes corearon consignas en las que se identificaba a la policía española como una "fuerza de ocupación".

Varios miles de personas se congregaron el martes en el exterior de la sede de la Policía Nacional de España en Barcelona para protestar por la brutalidad de los agentes durante el polémico referéndum independentista que dejó cientos de heridos en Cataluña.

Los manifestantes corearon consignas en las que se identificaba a la policía española como una "fuerza de ocupación" y se pedía su salida de la región del noreste del país.

La protesta coincidió con el llamado de varios pequeños sindicatos y grupos proindependentistas a celebrar paros parciales o totales en toda la región mientras los políticos ponderaban una posible declaración de independencia unilateral dos días después de la consulta, que estuvo marcada por la violencia y que el gobierno de España considera ilegal e inválida.

En la capital regional, Barcelona, donde se interrumpieron los servicios de subte y autobús, turistas desorientados trataban de hallar cafeterías abiertas para evitar las protestas.

Hubo momentos de tensión cuando un puñado de manifestantes obligaron a algunos negocios a cerrar sus puertas en la turística zona de Las Ramblas, pero en otras partes las manifestaciones fueron bastantes pacíficas.

"La gente tiene rabia, mucha rabia", dijo Josep Llavina, trabajador autónomo de 53 años y que viajó a la capital catalana desde una localidad cercana para participar en la protesta.

"Han traído la violencia con ellos. Han atacado a gente que tenían las manos abiertas y arriba. ¿Cómo no podemos tener rabia en esta situación", agregó.

Los disconformes bloquearon varias calles en la ciudad y los servicios de autobús y taxi se vieron afectados.

Los estibadores protestaron en el exterior de la sede regional del Partido Popular, que gobierna el país, mientras los bomberos tienen previsto manifestarse ante la delegación del Ministerio del Interior en Barcelona. Las protestas se celebran también en el exterior de los centros de votación donde la policía actuó por la fuerza para intentar evitar la celebración de la consulta.

Embed

Más de 890 civiles y de fuerzas de seguridad catalanes (como los bomberos) fueron tratados por lesiones tras enfrentamientos con las autoridades el domingo, según responsables sanitarios de Cataluña. Los agentes emplearon bastones, y algunos dispararon pelotas de goma, para tratar de desalojar a quienes querían votar en la consulta. Según el Ministerio de Interior español, 431 policías nacionales y guardias civiles sufrieron lesiones, las cuales seguramente fueron provocadas por las personas que decidieron defenderse de la increíble violencia policial que mostraron.

La actuación de las fuerzas de orden generó críticas en todo el mundo, aunque la Unión Europea y la mayoría de los gobiernos respaldaron la posición de España en la crisis política más grave de las últimas décadas en el país.

Nigel Farage, uno de los principales defensores de la salida de Gran Bretaña de la UE, criticó al bloque por no condenar claramente la violencia policial.

"Es bastante extraordinario darse cuenta de que la Unión está dispuesta a hacer la vista gorda", dijo Farage a legisladores comunitarios.

Funcionarios catalanes dicen que el 90% de los 2,3 millones de personas que votaron el domingo lo hicieron en favor de la independencia. Pero menos de la mitad de los aptos para votar salieron a hacerlo. La votación fue boicoteada por la mayoría de los partidos nacionales, que argumentaron que era ilegal y carecía de las garantías básicas, como transparencia, un censo adecuado o una entidad electoral pública independiente.
Fuente: Associated Press

Más Leídas