mundo - Brasil Brasil
miércoles 09 de marzo de 2016

Caso Petrobrás: un empresario brasileño fue condenado a 19 años

Es Marcelo Odebrecht, heredero de una constructora, culpable de los delitos de lavado de dinero y asociación ilícita.

El ex presidente y heredero de la constructora brasileña Odebrecht, Marcelo Odebrecht, fue condenado a 19 años y cuatro meses de prisión por los delitos de lavado de dinero y asociación ilícita en el caso Petrobrás, el mismo por el que el viernes fue llevado a declarar en forma coercitiva el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

El empresario, preso desde julio de 2015 acusado de participar en esa red de corrupción, recibió esta sentencia judicial dictada en primera instancia por el juez federal Sergio Moro, quien lleva a delante el caso denominado Petrolao.

Además de Odebrecht, Moro condenó a los ejecutivos de la constructora Marcio Faria, Rogerio Araújo, César Ramos Rocha y Alexandrinho Alencar también por corrupción.

Según la sentencia, la constructora formó un cartel con otras grandes compañías que manipularon contratos millonarios con la complicidad de ejecutivos de Petrobrás. Entre las obras en culpa que se fraguaron los contratos están la Refinería Abreu e Lima, en el Estado de Pernambuco, noreste del país, y el Complejo Petroquímico de Río de Janeiro.

En la condena se afirma que Odebrecht utilizó cuentas en el exterior para pagar millones de dólares en sobornos a altos ex ejecutivos de Petrobrás, como Paulo Roberto Costa y Pedro Barusco, ambos detenidos.

El magistrado no hizo lugar al alegato de la defensa de Odebrecht, que sostenía que el empresario no estaba al tanto de los acuerdos ilegales, y consideró que este dirigió personalmente la formación del cartel en perjuicio de la petrolera.

Tras conocerse la sentencia, trascendió que el responsable de la mayor constructora brasileña podría optar por la delación premiada, un recurso clave en Brasil por el que a partir de la entrega de datos a la Justicia el acusado puede obtener una reducción en la condena.

Medios locales como O Globo, Valor Económico y Folha de San Pablo publicaron que Marcelo Odebrecht y el titular de la constructora OAS, Leo Pinheiro, iniciaron conversaciones con los fiscales de la causa para negociar una delación premiada.

A través de ese instrumento, Moro obtuvo confesiones de empresarios y ex gerentes de Petrobrás que le permitieron reconstruir la cadena de complicidades establecidas para estafar a la petrolera.

Marcelo Odebrecht es considerado una pieza clave en el cartel de empresas formado en torno a la petrolera y aunque está preso desde el año pasado, hasta ahora era uno de los pocos empresarios que habían descartado acceder a la delación premiada.

En paralelo, en otra investigación, se realizan averiguaciones sobre el presunto tráfico de influencias de Lula en favor de Odebrecht. Los fiscales sospechan que Lula hizo valer sus contactos para que Cuba contratara a Odebrecht para la construcción del puerto de Mariel, que contó con financiamiento de U$S900 millones del Banco Nacional de Desarrollo.

El oficialismo acusó de fascistas a los opositores
Congresistas del oficialista Partido de los Trabajadores acusaron de fascistas a sus adversarios, que respondieron expresiones igualmente duras, en medio de un imprevisto debate por la orden de traslado coercitivo del ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva, sospechado de vinculación con el Petrolao.

“Hay grupejos fascistas que se han aliado al PSDB (Partido de la Socialdemocracia Brasileña) contra el gobierno para hostilizar a Lula da Silva”, acusó el senador Lindbergh Farias del PT.

El viernes pasado hubo enfrentamientos entre petistas y opositores luego de que Lula fuera trasladado por la fuerza a declarar en una sede de la Policía Federal.

Compromiso institucional del ejército
Las Fueras Armadas de Brasil expresaron ayer su compromiso con la defensa del orden institucional a cinco días de las movilizaciones por el juicio político a la presidenta Dilma Rousseff convocadas por la oposición, aunque en principio descartan el envío de tropas para garantizar el orden.

“Es esencial que las Fuerzas Armadas tengan un papel completamente institucional y de Estado, consideramos muy importante que la institución se sitúe por encima de cualquier signo ideológico”, declaró Otávio do Rego Barros, del Centro de Comunicaciones del Ejército.

El militar destacó la credibilidad de las instituciones castrenses e instó a que prevalezca la “unión nacional en medio de la crispación política que domina el cuadro político”.
Fuente: AFP vía Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas