mundo - Estados Unidos Estados Unidos
lunes 17 de julio de 2017

Canceló su boda e invitó a 170 personas sin hogar al banquete

Sarah Cummins decidió cancelar su boda con Logan Araujo una semana antes de pasar por el altar. La pareja no podía recuperar los 30.000 dólares que habían pagado por el banquete, por lo que Sarah decidió aprovecharlo e invitar a personas sin hogar.

Sarah Cummins y Logan Araujo tendrían que haberse casado el pasado sábado 15 de junio. Una semana antes de la boda, para la que habían contratado un banquete de 30.000 dólares en el Ritz Charles, un lujoso establecimiento de Indiana (Estados Unidos), Sarah llamó a Logan para decirle que no iba a casarse con él y que iba a cancelar la boda.

Según recoge el diario IndyStar, para Sarah, llamar a los 170 invitados para contarles que la boda se había anulado fue "devastador". Cuando la estudiante de farmacia de 25 años acabó de avisar a los invitados, llamó al restaurante para cancelar el banquete, pero el restaurante no realiza devoluciones por lo que, si los invitados no asistían al banquete, Sarah y Logan perderían el dinero.

"Tuve que llamar a todos, cancelar, disculparme, llorar", contó Sarah, que aseguró que, cuando el restaurante le comunicó que no podía cancelarse el banquete, empezó a sentirse mal por toda la comida que se iba a desperdiciar.

"Empecé a sentirme realmente mal por toda la comida que había pedido para el banquete y que, ahora, iba a terminar en la basura".

Entonces, Sarah decidió hablar con Logan y llamar a todos los albergues para personas sin hogar para organizar, junto al personal de restaurante, un banquete para los sin techo de Indianapolis y Noblesville.

"Hicimos lo que teníamos planeado, pero organizando las mesas de forma diferente, sin mesa principal ni pastel de bodas", señaló Sarah, que contrató a una empresa de autobuses para que recogiera a sus nuevos invitados.

"Me ha conmovido la forma en la que Sarah ha convertido una experiencia dolorosa para ella en algo feliz para muchas familias con necesidades", aseguró Cheryl Herzog, la directora de uno de los centro de acogida.

"A pesar de mi tristeza, estoy feliz porque Sarah ha sido capaz de tomar una decisión desinteresada en un momento muy difícil", señaló Logan, que ha decidido que Sarah y su madre aprovechen el viaje de novios que habían preparado a la República Dominicana.

Fuente: 20minutos.es
Fuente:

Más Leídas