mundo mundo
viernes 25 de marzo de 2016

Cambiaron de cárcel a la ex novia de Evo porque causaba "malestar" en la prisión

La mujer cumple prisión preventiva desde el 28 de febrero pasado, tras haber sido acusada de tráfico de influencia, lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

El gobierno de Bolivia dispuso hoy que la abogada Gabriela Zapata, ex pareja del presidente Evo Morales y presa por corrupción, fuera trasladada de una cárcel a otra porque en la primera causaba "malestar, intranquilidad y la división dentro de la población penal", se informó oficialmente.

Zapata fue mudada de Obrajes a Miraflores, dos prisiones para mujeres en La Paz, por decisión de la Dirección General de Régimen Penitenciario, reportó el Ministerio de Gobierno en un comunicado.

La decisión se basó en un informe remitido a esa Dirección por las autoridades de Obrajes, según el cual Zapata "estaría causando malestar, intranquilidad y la división dentro de la población penal", se explicó en la nota.

La mujer cumple prisión preventiva desde el 28 de febrero pasado, tras haber sido acusada de tráfico de influencia, lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

Poco antes había sido denunciada en la prensa por dirigentes opositores que fundaron su acusación en que la empresa de capitales chinos en que ella trabajaba como gerente, CAMC Engineering, obtuvo en los últimos años contratos de obras del gobierno por 566 millones de dólares.

En ese contexto, Morales reconoció públicamente que Zapata había sido pareja suya y aclaró que se habían separado en 2007 luego de que un hijo que tuvieron en común falleciera poco después de nacer.

Pero a fin de febrero, mientras Zapata era enviada a la cárcel, una tía y una abogada de ella aseguraron que el niño está vivo.


Morales dijo entonces que estaba dispuesto a hacerse cargo de él y reclamó que lo presentaran ante la Justicia, y representantes de Zapata respondieron que lo mostrarían ante la prensa internacional, pero hasta ahora el niño no apareció en público y su caso no se esclareció.

En medio de esa polémica, la Fiscalía amplió esta semana la imputación contra Zapata, a quien agregó cuatro cargos de falsedad por el supuesto uso de un certificado apócrifo de nacimiento del hijo que tuvo con Morales.

Paralelamente, Zapata aseguró que recibió amenazas de parte de otras reclusas, según afirmó el lunes pasado su abogado Walter Zuleta, mientras las autoridades sostienen que la mujer amenazó a "varios funcionarios" de la cárcel Obrajes.


Fuente: Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas