mundo - Brasil Brasil
miércoles 15 de febrero de 2017

Brasil al borde del colapso: diez micros terminaron incendiados

Mientras sus políticos se pelean por millones, el pueblo está al punto de ebullición.

Al menos diez colectivos fueron incendiados en la región metropolitana de Belo Horizonte, en el sudeste de Brasil.

Ocurrió después de operativos policiales contra el tráfico de drogas y otras protestas de ciudadanos.

En el estado de San Pablo, además, las autoridades investigan las causas del incendio de 21 autobuses en un garaje en la ciudad de Sao José Dos Campos.

En Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais, son varios ataques desde el domingo por la noche con un saldo hasta ahora de diez vehículos quemados.

El último episodio se registró en la madrugada de ayer. Hasta el lunes, diez personas habían sido detenidas por estos incidentes.

Ratificaron a ministro de Temer involucrado en el caso Petrobrás
Un juez de la Corte Suprema brasileña rechazó ayer un pedido para impugnar el nombramiento del ministro Wellington Moreira Franco, un aliado del presidente conservador Michel Temer, involucrado en el escándalo Petrobrás por un ex ejecutivo de Odebrecht.

La designación de Moreira Franco al frente e la estratégica Secretaría General de la Presidencia fue objetada por el partido opositor Rede Sustentabilidade, argumentando que constituía un"desvío de finalidad" para dotarlo de fueros privilegiados y protegerlo de una eventual investigación.

Los crímenes cometidos por ministros de Estado sólo pueden serjuzgados por el Superior Tribunal Federal (STF), que actúa más lentamente que las cortes inferiores, especialmente la que conduce el juez Sergio Moro, a cargo del caso Lava Jato (lavadero de autos) sobre los sobornos en Petrobras.

Fundamentos
"La nominación de alguien para el cargo de Ministro de Estado no configura por sí sola la hipótesis de desvío de finalidad", escribió el magistrado del STF Celso de Mello.

El juez señaló en su fallo que la posición de ministro "no establece inmunidad" y que en caso de ser acusado criminalmente,la Corte puede suspenderlo de su cargo y enviarlo a prisión.

Moreira Franco fue designado tres días después de que la Corte Suprema incorporara a las investigaciones una masiva confesión de ex ejecutivos de la constructora Odebrecht, clave en el escándalo de financiación ilegal de la política, donde era mencionado con el sobrenombre Angora.
"Las confesiones de acusados a cambio de menores condenas no constituyen una prueba ni implican culpabilidad hasta que ésta sea determinada en un juicio", dijo el juez.

Hasta ese momento, Moreira Franco estaba al frente de un programa de proyectos de inversiones público privadas (PPI).

Un juez federal dejó sin efecto el nombramiento, considerando que el ahora ratificado ministro había sido "mencionado, con contenido comprometedor".

Comparó su situación con la del ex presidente de izquierda Luiz Inacio Lula da Silva, que en 2016 fue nombrado jefe de gabinete de la entonces presidenta Dilma Rousseff, pero fue de inmediato apartado de su cargo por orden judicial. En la medida que impidió a Lula ser ministro se consideró que Rousseff buscaba ante todo librarlo de la Justicia ordinaria que investigaba denuncias de corrupción en su contra.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas