mundo mundo
viernes 26 de febrero de 2016

Alemania se opuso a los nuevos planes de estímulo fiscal del G20

Los intentos por impulsar la actividad económica flexibilizando la política monetaria podrían ser "contraproductivos", indicó Wolfgang Schäuble.

Alemania se opone a que los países del G20 se comprometan en planes de reactivación fiscal para estimular la economía mundial, afirmó este viernes el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, abriendo la puerta a un desacuerdo con Estados Unidos.

Los intentos por impulsar la actividad económica flexibilizando especialmente la política monetaria podrían ser "contraproductivos", mientras que los estímulos fiscales "perdieron su eficacia", indicó Schäuble, poco antes de un encuentro de las grandes economías del G20 en la ciudad china de Shanghái.

En un contexto de empeoramiento de la coyuntura mundial, el Banco Central Europeo (BCE) parece querer actuar con más fuerza, la Reserva Federal estadounidense (FED) duplicó su prudencia tras subir sus tasas a finales de 2015 y el banco de Japón (BoJ) adoptó tasas negativas con la esperanza de estimular el crédito.

Pero "pensar en nuevos planes de reactivación sólo nos distrae de las tareas reales en las que debemos aplicarnos", indicó Schäuble, quien evocó la necesidad de reformas estructurales.

"Las políticas monetarias son muy acomodaticias, hasta el punto que podrían volverse contraproductivas vistos sus efectos negativos", explicó durante un seminario en el Instituto Internacional de Finanzas en Shanghái.

Por su parte, las políticas de estímulo fiscal que ven a los Estados aumentar su gasto público para sostener la recuperación económica "también alcanzaron sus límites", añadió Schäuble.

Berlín "no está de acuerdo en un plan de estímulo fiscal del G20", aseguró. Estos comentarios contrastan con el reciente llamado de Washington a "recurrir de común acuerdo" a las políticas de estímulo fiscal y monetario.

La recuperación mundial no puede depender únicamente de Estados Unidos, aseguró esta semana el secretario estadounidense del Tesoro, Jack Lew.

"Si quieren de verdad que la economía real se fortalezca, no hay un atajo posible sin reformas [estructurales]", indicó Wolfgang Schäuble, quien abogó, fiel a la línea alemana de rigor presupuestario, por comenzar "prudentemente" a sanear las cuentas públicas.
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas