mundo - embarazo embarazo
martes 11 de julio de 2017

Aerolínea Iberia canceló tests de embarazo para las nuevas empleadas

La compañía aseguró que la prueba era sólo una medida de precaución para proteger a la madre y a la criatura, y negó que había rechazado a candidatas por el hecho de estar embarazadas.

La aerolínea española Iberia canceló sus planes de obligar a las nuevas empleadas a someterse a una prueba de embarazo tras recibir una multa de 25.000 euros por discriminación.

La sanción llega por la exigencia de la aerolínea de España de pedir una prueba de embarazo a las aspirantes a convertirse en auxiliares de vuelo, las conocidas como azafatas de aviones. Esta actuación supone una infracción laboral de carácter muy grave por discriminación.

La compañía aseguró que la prueba era sólo una medida de precaución para proteger a la madre y a la criatura, y negó que había rechazado a candidatas por el hecho de estar embarazadas.

Tras conocer los hechos, la Inspección de Trabajo en las islas Baleares abrió un acta de infracción contra la compañía. La propuesta de sanción ha sido ratificada por la Consejería del Trabajo tras desestimar las alegaciones formuladas por la aerolínea.

Los hechos se detectaron el año pasado en uno de los controles que se realizan dentro de las campañas de lucha contra la discriminación laboral. Los inspectores constataron que Iberia marcaba una serie de criterios de selección de personal que encargaba luego a una empresa externa. Esta era la que se encargaba de las entrevistas y pedía las pruebas de embarazo.

En ese proceso, en el que las aspirantes aún no habían sido contratadas por la aerolínea, el acta recoge que se pedía a las mujeres someterse a una prueba de embarazo para determinar su estado. También se exigían otros controles médicos para hombres y mujeres.

La compañía justificó la petición de la prueba de embarazo argumentando que se hacía en toda España y que les permitía incorporar a las nuevas empleadas a un protocolo de salud. Fuentes de la compañía sostienen que la prueba de embarazo forma parte del reconocimiento médico una vez que las candidatas han pasado el proceso de selección, previo al curso de formación "que algunas superan y otras no". Iberia alega que el único fin de la prueba es "no asignarle una tarea que ponga en riesgo su embarazo". También, que nunca dejó de contratar a una azafata por estar embarazada.
Fuente:

Más Leídas