mundo - Vaticano Vaticano
sábado 17 de septiembre de 2016

A los 91 años, murió el exorcista más famoso del mundo

Fue fundador en 1990 de la Asociación Internacional de Exorcistas (AIE), organización que presidió hasta su retiro en el año 2000 y que solo recientemente fue reconocida jurídicamente por el Vaticano.

El sacerdote Gabriele Amorth, probablemente el exorcista más celebre del mundo con una carrera de 30 años luchando contra el diablo, falleció en Roma en la clínica donde se encontraba ingresando por problemas pulmonares.

Amorth explicaba que durante su vida había realizado 70.000 sesiones de exorcismos.Nació en 1925 en Módena, se unió a la Sociedad de San Pablo en 1947, se ordenó como sacerdote en 1951 y en 1985 fue nombrado exorcista oficial de la diócesis de Roma.

Fue fundador en 1990 de la Asociación Internacional de Exorcistas (AIE), organización que presidió hasta su retiro en el año 2000 y que solo recientemente fue reconocida jurídicamente por el Vaticano al recibir el visto bueno de la Congregación para el Clero.

Actualmente, la AIE cuenta con cerca de 250 exorcistas presentes en una treintena de países.El exorcismo es una oración oficial de la Iglesia católica en la que se invoca a Dios y se exige al diablo que libere a una persona determinada.

Su muerte fue confirmada por el grupo editorial San Paolo, con el que el sacerdote había publicado numerosos libros como 'Dio è più bello del diavolo' (Dios es más bello que el diablo, 2015) considerado su testamento humano y espiritual.

Su nombramiento como exorcista oficial hizo de él una celebridad en el mundo y en las entrevista que concedía aseguraba que recibía hasta 600 peticiones al día para celebrar exorcismos.

En una entrevista en 2006 con la Radio del Vaticano, Amorth causó gran controversia en todo el mundo al decir que creía que Adolfo Hitler y Josef Stalin estuvieron poseídos por el demonio.

"Estoy convencido de que los nazis estaban poseídos por el diablo. Cuando uno piensa en las cosas que hicieron personas como Stalin o Hitler, ciertamente (ve) que estaban poseídos por el demonio. Esto se ve en sus acciones, en su comportamiento y en los horrores que cometieron", dijo.

Esa declaración le causó muchas críticas pues fue interpretada como que absolvía a estos líderes por las consecuencias de sus actos, pero Amorth negó que fuera así.

En una entrevista con el diario National Catholic Register ratificó su creencia de que estaban poseídos, pero agregó que ellos "siguieron las incitaciones del diablo y lo hicieron voluntariamente, por lo que son culpables, completamente responsables".

Según reseñó la Agencia Católica de Noticias, el año pasado Amorth dijo que el autodenominado Estado Islámico "es satán", en referencia a las matanzas de cristianos que estaba ejecutando el grupo extremista en Medio Oriente.

Dijo que el demonio entra "porque el mal se disfraza de varias maneras: política, religiosa, cultural; y tiene una fuente de inspiración: el diablo", dijo."Como cristiano, yo lucho espiritualmente contra la bestia", concluyó
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas