DIARIO

Sábado 01.08.2015

Mundo Miércoles, 22 de mayo de 2013

Video: un soldado inglés fue decapitado a machetazos en Londres por dos fundamentalistas islámicos

Dos hombres, de origen islámico, lo asesinaron a machetazos al grito de "Alá es grande" y minutos después subieron un video a YouTube explicando las razones del ataque.

Compartir

Compartir

Uno de los asesinos da explicaciones de su ataque

Un soldado fue muerto a machetazos en el barrio de Woolwich, al sureste de Londres, por dos hombres, uno de los cuales fue herido por la policía. Tras la agresión, los presuntos autores filmaron una entrevista a los gritos de "Alá es grande" y subieron sus imágenes a un canal de televisión.



"Juramos por el todopoderoso Alá que nunca dejaremos de luchar contra vosotros. La única razón por la que hemos hecho esto es porque los musulmanes mueren todos los días. Este soldado británico es un ojo por ojo y diente por diente", señaló mirando a cámara.

"Pedimos perdón por que las mujeres tengan que ver esto hoy pero en nuestra tierra nuestras mujeres tienen que ver lo mismo. Vuestra gente nunca estará a salvo. Cambiad vuestro gobierno. A ellos no les importais", gritó luego a los testigos.



El primer ministro, David Cameron, interrumpió sus reuniones en Bruselas y París para convocar una reunión de Cobra, el comité de seguridad, presidida por la ministra de Interior Theresa May. En un comunicado, May ha explicado que le han confirmado que “un hombre ha sido asesinado brutalmente al sureste de Londres” y que “otros dos hombres recibieron disparos de la policía y están siendo atendidos por sus heridas”.



Según testigos presenciales, los agresores tenían aspecto de ser musulmanes y la víctima llevaba una camiseta con el eslogan ‘Help the heroes’, una frase muy utilizada en apoyo a los soldados británicos en misiones fuera del país.

“La policía disparó sobre dos hombres que, según los informes que tenemos en este momento, iban armados”, explicó en una comparecencia pública el oficial de Scotland Yard Simon Letchford. El diputado de la zona, el laborista Nick Raynsford, condenó el ataque y dijo que, según sus informaciones, uno de los atacantes filmaba la decapitación y gritaron “Allahu Akbar” (“Ála es Grande”).

El comandante de la policía señaló que el “incidente puede causar preocupación en la comunidad” y pidió evitar “especulaciones innecesarias” sobre la naturaleza del ataque.

Fuente: elmundo.es



Dejanos tu comentario