DIARIO

Miércoles 01.07.2015

Mundo Miércoles, 01 de mayo de 2013

EE. UU. permitió a la hija de Raúl Castro viajar a Filadelfia

Mariela Castro recibirá en esa ciudad un premio por su tarea en defensa de los homosexuales. Tras negarle la entrada al país, el Departamento de Estado cambió de parecer.

Compartir

Compartir

Finalmente, Mariela Castro, la hija del presidente de Cuba, Raúl Castro, podrá recibir en Filadelfia un galardón por su tarea en defensa de los homosexuales. El Departamento de Estado decidió otorgar a Castro la visita, tras habérselo denegado la semana pasada. Equality Forum, la organización que decidió premiar a la cubana, confirmó en su página web el cambio de parecer del Gobierno de Estados Unidos.

Castro es la directora del Centro Nacional de Cuba para la Educación Sexual, una organización que depende del Ministerio de Salud cubana, y es una firme defensora de los derechos de los homosexuales. En la isla dirigió varias campañas para fomentar la tolerancia y ejerció presión entre los miembros del régimen castrista a favor de la legalización de las parejas del mismo sexo. “Ella es una líder incuestionable del cambio a favor de la percepción de la comunidad gay en Cuba”, indicó Malcolm Lazin, el director ejecutivo de Equality Forum.

De acuerdo con la Proclamación Presidencial 5377, el Gobierno de EE UU no puede otorgar visitas a los altos funcionarios de la isla o a los cubanos miembros del Partido Comunista, salvo una autorización especial. El pasado mes de febrero, Castro fue elegida diputada del parlamento cubano.

Esta no es la primera ocasión en la que EE UU permite a Castro la entrada en el país. El año pasado también le otorgó la entrada para que pudiera participar en un seminario internacional, también relacionado con los derechos homosexuales, en San Francisco. El permiso levantó las críticas de muchos políticos estadounidenses de origen cubano que acusaron a la sobrina de Fidel Castro de ser “un brazo armado del régimen cubano”. En 2002, bajo la presidencia de George W. Bush, Castro ya visitó Los Ángeles, Virginia y la capital estadounidense.

Tras conocerse el cambio de parecer del Departamento de Estado, varios blogs afines al exilio cubano más conservador publicaron entradas en las que critican que se permita a Castro recoger un premio por su defensa de los derechos de los homosexuales: “No tiene sentido que se alegue que Mariela apoya los derechos de los gais cuando permite que se violen los derechos fundamentales de todos los cubanos”.

La presidenta del grupo disidente las Damas de Blanco, Berta Soler, no se muestra tan molesta. “El único país que impide que sus ciudadanos entren y salgan de sus fronteras es Cuba”.



Fuente: elpais.es



Dejanos tu comentario