mundo insolito - Rusia Rusia
miércoles 14 de junio de 2017

Un joven argentino gastó 30 mil dólares para convertirse en "elfo"

Luis Padrón, el joven argentino que se sometió a más de 30 cirugías para parecerse a estos personajes de fantasía, cuenta su historia.

Luis Padrón es argentino, tiene 25 años y hace cinco que viene realizándose distintas intervenciones y cirugías para parecerse a un elfo. Si bien considera que aún "falta mucho" para llegar lo que quiere ser, asegura que es feliz y confía en que "los sueños se pueden cumplir".

"Siempre fui distinto, y desde muy chico me gustó cambiar mi color de pelo o usar lentes de colores", contó en una entrevista exclusiva con el sitio RT. En ese sentido, recordó que "fue más o menos a los 14 años" que decidió que "quería algo más drástico" y se dio cuenta que mediante la cirugía plástica "podía lograrlo".

Los elfos "no solo son seres hermosos por fuera, sino también por dentro", explicó al argumentar por qué eligió parecerse a ellos. Se trata de "seres blancos, puros, de luz y amor, que luchan por la paz y el bienestar de la humanidad".


Si bien al principio "la idea de la cirugía plástica parecía muy loca", apareció una chica que "se hizo popular por las cirugías que se había realizado para parecerse a Barbie", contó Padrón. Entonces se dio cuenta de que "no estaba solo". Así fue que para su cumpleaños número 20 se realizó la primera intervención quirúrgica.

Una transformación total

Consultado sobre cuántas cirugías se ha realizado, Luis Padrón aseguró que "es difícil contarlas", ya que algunas llevaron procesos de varias sesiones. Por ejemplo, la cirugía de cambio de color de ojos la cuenta "como una", pero considerando las sesiones individuales "fueron cinco". Algo similar sucede con "los láseres para aclarar la piel", algo que debe realizar regularmente "porque duran más o menos lo mismo que un bronceado".

No obstante, calcula que debe haber gastado unos "30.000 dólares aproximadamente" para modificar o retocar "la nariz, los ojos, hacerse una liposucción de papada, un blanqueamiento de piel, pecas, dientes, y quitarse lunares y arrugas".

En términos de lo que pretende hacer hacia adelante, señaló "la cirugía de mandíbula, para darle forma de diamante". También 'liftings faciales y "otra rinoplastia con el doctor Farshid Mahboubirad en Irán". También pretende someterse a un nuevo cambio de color de ojos, "esta vez con implante intraocular en la India, para ser la primera persona con ojos violeta en el mundo". Con el doctor John Kahen, en Beverly Hills, se pondrá "unas inyecciones para que el cabello crezca muy rápido". Finalmente, se realizará una reducción de la nuez de adán y relató que espera "poder acordar pronto" con el esteticista Samppa Von Cyborg para modificar sus orejas y ponerlas en forma de "punta".

Su amor por Rusia

El joven argentino manifestó que Rusia es uno de sus "países favoritos". Es que "después de todo, la fiebre de muñecas humanas empezó allí", con Valeria Lukyanova, "la Barbie humana". Pero también enumeró a Anastasiya Shpagina, la chica anime, Anzhelika Kenova, Dominika Oleynik, Tatyana Tuzova, Olga Archangelskaya. "La lista es interminable", afirmó.

Padrón comentó que en el país más gran del mundo hay "muchos chicos y chicas que admiro, conocidos y no tan conocidos, y también muchos cantantes que me fascinan y que me inspiraron aprender ruso". Desde su perspectiva respecto a Rusia, "hay cierta magia en su idioma, la cultura, y las personas".

El trabajo y el futuro
Si bien se podría pensar que su imagen tan particular podría acarrearle algunos problemas en el mundo laboral, Luis Padrón no tiene inconvenientes en ese aspecto. "Me han ofrecido varios empleos últimamente, pero estoy feliz con el que tengo", sostuvo. "Me sirve para vivir cómodamente y pagarme mis operaciones mientras termino mis estudios universitarios", añadió.

El joven tiene una tienda de productos de "'cosplay' y LARP". Se trata de disfraces y accesorios para representar a distintos personajes y seres reales o ficticios. "Básicamente, vendo las mismas cosas que me gusta usar: lentes de contacto, maquillaje, pelucas, extensiones y tinturas, entre otros". Además, relató que suelen pagarle "para asistir a eventos de 'cosplay' como invitado especial o jurado".

Finalmente, señaló que en este momento se siente "a medio camino" de lo que aspira a ser "tanto estética como espiritualmente". Para Padrón, "el futuro es incierto", pero lucha "todos los días" para que sea "un futuro feliz y poder dejar algo positivo a la gente también".

"Mi meta final es volverme un ser de ilusiones y magia", sentenció. "Los sueños se pueden cumplir si uno se esfuerza lo suficiente, estoy seguro de eso, por eso trabajo y estudio muy duro todos los días", concluyó Padrón.
Fuente:

Más Leídas