mundo insolito mundo insolito
viernes 13 de mayo de 2016

Tuvieron que dibujar mil emoticones por llegar tarde a clase

Un profesor de la Universidad de Ciencia Electrónica y Tecnología, en la ciudad china Chengdu, decidió castigar con este método a los alumnos que se demoran en concurrir al aula.

Hacer tarea extra es uno de los castigos más comunes e históricos que se les imponen a los estudiantes en los salones de clase. Un profesor encontró una nueva alternativa para sancionar a los que lleguen tarde a su clase.

Los estudiantes deberán dibujar 1,000 emoticones por cada vez que estén retrasados. Según se muestra en las imágenes a los castigados se les permite cierta creatividad para modificar los emoticones, siempre y cuando estos no se repitan.

Aunque no se sabe el nombre del profesor ni el de la asignatura, el hecho se presentó en la Universidad de Ciencia Electrónica y Tecnología de China, según indica el sitio elheraldo.co.


Fuente:

Más Leídas