mundo insolito mundo insolito
miércoles 26 de julio de 2017

Por si no lo habías visto todo... conejos huyen de crecidas "montando" ovejas

Tres conejos silvestres lograron escapar de las crecientes inundaciones en Nueva Zelanda colocándose sobre dos ovejas para mantenerse a salvo en sus lanudos lomos.

El granjero Ferg Horne, de 64 años, dijo que se dedica a la ganadería desde que dejó la escuela a los 15 años y nunca había visto nada parecido.

Horne caminaba el sábado bajo una lluvia pertinaz para rescatar a las 40 ovejas de un vecino de las inundaciones en su granja de la Isla Sur, cerca de Dunedin, cuando avistó unas formas oscuras desde lejos.

Eso le desconcertó, porque sabía que su vecino, que estaba en Rusia para asistir a la boda de un sobrino, no tenía ninguna oveja con la cabeza negra. Al acercarse pensó que podrían ser restos arrastrados por la tormenta, que había anegado la zona y obligado a Horne a evacuar su casa.

Entonces vio a los embarrados conejos disfrutando de un viaje gratis, dos en una misma oveja y un tercero sobre otra.

"Al principio no me lo podía creer", comentó.

Pensó que nadie se lo creería sin pruebas, de modo que sacó su celular para hacer una foto suponiendo que a sus nietos les gustaría. En cambio, grabó un video corto sin darse cuenta.

"Es un Samsung o un smartphone o como sea que los llamen. Lo maldigo todos los días", dijo. "Soy un absoluto inútil con la tecnología".

Aun así, se las arregló para capturar el momento. Las ovejas, explicó, estaban reunidas en una zona alta de la granja, de pie sobre unos 8 centímetros (3 pulgadas) de agua.

Los granjeros neozelandeses consideran a los conejos como una plaga y Horne dijo que cuando ve uno suele dispararle.

"Pero habían mostrado tanta iniciativa que pensé que merecían vivir, esos conejos", comentó.

Horne condujo el rebaño hasta una zona de tierra seca en la granja a unos 50 metros (164 pies) de distancia. Los conejos parecían agarrarse a la lana de sus monturas con las patas, señaló. Al llegar a la zona elevada, los conejos se cayeron pero treparon hasta un seto para ponerse a salvo.

El granjero envió su video a su hijo, que mandó las imágenes al periódico local y las subió a Facebook, ya que Horne no tiene su propia cuenta.

Fuente: Associated Press

Más Leídas