mundo insolito - Estados Unidos Estados Unidos
viernes 14 de julio de 2017

Los insólitos posteos de la policía de EEUU

Los departamentos de policía de Estados Unidos están recurriendo cada vez con mayor frecuencia a Facebook para informar a las comunidades sobre lo que hacen.

Una mujer derriba seis buzones, habla con dificultad y le dice a la policía que tiene una lagartija en su sostén. Agréguele a esto un policía bromista y ¿qué resulta? Una publicación supuestamente divertida en Facebook, con fotos de la mujer y, desde ya, de la lagartija.

Pero el posting no le causó gracia a todo el mundo.

Los departamentos de policía de Estados Unidos están recurriendo cada vez con mayor frecuencia a Facebook para informar a las comunidades sobre lo que hacen y sobre las personas que arrestan. Algunos tratan de darle un toque humorístico a las publicaciones. Pero activistas defensores de los derechos civiles dicen que las publicaciones, con fotos incluidas, y descripciones peyorativas de los sospechosos equivalen a humillar en público a gente que todavía no ha sido condenada.

"Los hacen blancos de bromas, en muchos casos solo porque tuvieron un mal día", dice Arisha Hatch, directora de campaña de Color of Change, una organización que promueve los derechos civiles y que hace poco hizo que la policía de Filadelfia dejase de publicar las fotos de los detenidos en Facebook.

"El que publique la foto que te tomaron cuando te detuvieron en las redes sociales, para que la vea todo el mundo, puede tener un efecto increíblemente dañino para gente que tiene hijos, trabajos, que llevan vidas a las que deben regresar", señaló Hatch.

En Taunton, ciudad de 57.000 habitantes 65 kilómetros al sur de Boston, el post de la policía sobre la mujer de la lagartija fue compartido en Facebook y el episodio fue reportado por distintos medios de prensa.

El teniente Paul Roderick escribió que Amy Rebello-McCarthy se llevó por delante varios buzones y luego su vehículo se salió de la calle, causó destrozos en un jardín y terminó chocando contra unos árboles. Cuando llegó la policía, la mujer pidió que llamasen a un remolque para que ella y su compañero de viaje "pudiesen seguir su camino", escribió Roderick.

"Lo lamento Amy, no podemos mover el auto en este momento. Si lo hacemos, ¿de qué te vas a agarrar?", añadió.

Roderick describió la forma en que ella le dijo a la policía que tenía una lagartija.

"¿Te preguntarás dónde lleva una mujer una lagartija cuando maneja? La respuesta: ¡En su sostén, por supuesto!".

Algunos de los comentarios que recibió el posting fueron elogiosos. "Gran trabajo (sacar a los borrachos de las calles y entretenernos)", escribió una mujer.

Pero otros opinaron que el tono usado era inapropiado.

"Departamento de Policía de Taunton... Esas actitudes beatas de ustedes son una de las razones por las que la gente no quiere y no respeta a la policía", escribió un hombre.

Rebello-McCarthy, que fue acusada de manejar en estado de ebriedad y otras cosas y se declaró inocente, no respondió a pedidos de comentarios.

La policía ha ofrecido a la prensa fotos de los detenidos y detalles de sus casos desde hace tiempo. Pero los periodistas los usan en forma selectiva, según la gravedad del delito, y muchos episodios no son reportados.

Roderick afirma que todo lo que escribió sobre Rebello-McCarthy es cierto.

"No sé cuál es el problema", expresó en una entrevista. "Sí, uno puede extralimitarse. Pero no creo que yo lo haga hecho. Solo informé lo que pasó".

El agente, no obstante, recibió un pequeño llamado de atención de su jefe. "Básicamente me dijo, 'modera un poco el tono'", indicó Roderick.

Jeleel Bussey, de 24 años, de Filadelfia, dijo que casi lo expulsan de un instituto de cosmetología cuando sus instructores vieron en Facebook una foto que le tomaron cuando lo detuvieron. Bussey fue arrestado luego de que la policía encontrase drogas en la casa de un cliente particular al que le estaba cortando el cabello. La mayoría de los cargos fueron desestimados y fue declarado inocente del último que le quedaba, según los archivos de los tribunales.

Se le permitió seguir estudiando después de que explicó que no tenía drogas y que había sido absuelto. Pero dice que se sintió humillado cuando su familia y sus profesores vieron la foto de su arresto.

"Estaba furioso", expresó. "Me declararon inocente. Pero publican las fotos como si eso estuviese bien".

En Marietta, Georgia, la policía se burló de un hombre arrestado bajo sospecha de que robó una casa de empeños.

"Caballero, usted se debe haber olvidado de que le dio al empleado su licencia de conducir y TODA su información personal, además de sus huellas digitales, al completar su operación antes de robarle, lo que, dicho sea de paso, fue filmado por cámaras. Cuando nos facilitan tanto las cosas, ¡es divertido perseguir a los malos!", escribió la policía en diciembre.

En algunas comunidades estas publicaciones no han caído nada bien.

En South Burlington, Vermont, el jefe de la policía Trevor Whipple estuvo a favor de hacerlo al principio, hasta que empezó a ver las reacciones negativas que generaban los comentarios sobre el cabello de los detenidos o su inteligencia. Después de un año, el departamento dejó de publicar esas cosas.

"¿Queremos usar nuestra página de Facebook para avergonzar a la gente?", preguntó Whipple. "Desde un punto de vista legal, no hay problemas. Todas las fotos de los arrestados son públicas. Pero nos tuvimos que preguntar si es esto realmente lo que queremos hacer".

fuck the police.jpg
¿Lamentará el tatuaje?
¿Lamentará el tatuaje?


Fuente: Associated Press

Más Leídas