mundo insolito mundo insolito
sábado 26 de marzo de 2016

Esto es tener buena leche: se casó con su donante de esperma

Una mujer inglesa tuvo una hija por inseminación artificial, buscó al dador, se enamoraron y hoy son matrimonio. Una historia tan hermosa como increíble.

La mayoría de las parejas primero se casan y luego tienen hijos. Otras, conviven y después se convierten en padres. Están los que no llegan siquiera a vivir juntos y comparten la paternidad lo mismo, pero lo que no ocurre habitualmente es que primero tengan hijos, luego se conozcan y finalmente se casen. Pues bien, esa es la historia de Aminah Hart y Scott Andersen, dos ingleses que contrajeron matrimonio luego de ser padres de Leila.

Cuando Aminah Hart deseó ser madre quiso que fuera una experiencia diferente a las previas. Ya había perdido dos bebés debido a un desorden genético y sólo deseaba que fuera todo diferente. Decidió entonces recurrir a la donación de esperma. Y a la hora de elegir al donante optó por Scott Andersen simplemente por cómo se había definido en su ficha: "feliz y saluble".

Una vez que su hija Leila nació su madre decidió rastrear al hombre que había posibilitado convertirse en mamá para presentarle a su pequeña. Lo hizo a través del protocolo de la clínica: le envió una solicitud de contacto con la foto de la niña. Scott estaba en su derecho de rechazarla y es que, por ley, él no estaba obligado a conocer a Leila hasta tanto la pequeña no cumpliera los 18.

Sin embargo, el profesor Andersen, conmovido por la imagen que adjuntaba Aminah de Leila, decidió conocerlas en Melbourne, luego de varios mails de intercambio. Ni él ni Aminah imaginaron que se enamorarían. Después de dos años, finalmente, se casaron.

"Cuando lo elegí como donante, él era sólo la descripción de un perfil en un papel. Pudo haber sido cualquiera. El hecho de que nos conociéramos y nos gustáramos y enamoráramos es aún algo increíble para mí", sostuvo Aminah al diario británico The Independt. " Después de la pérdida de mis dos bebés, decidí tener una familia pero no de la manera convencional y si no hubiera sido por ello, hoy no tendría ni a Leila ni a Scott", concluyó la mujer.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas