mundo insolito mundo insolito
viernes 09 de septiembre de 2016

Es fanática del sobrepeso y se alimenta a través de un embudo

Tiene 27 años y el insólito objetivo de ser la mujer más gorda del mundo.

Mónica Riley es una chica de 27 años, con un gran objetivo en la vida: ser la mujer más gorda del mundo.

Esta modelo de talla XL, desea ser tan obesa para quedar inmóvil en su dormitorio y su meta es pesar más de 450 kilos.

Para cumplir su sueño, Mónica es ayudada por su novio Sid, que la alimenta con 8 mil calorías diarias mediante un embudo.

Y cuando Mónica está llena y quiere cambiar de posición mientras duerme, Sid tiene que "rodarla" para que esté más cómoda.

De acuerdo con Daily Mail, Sid está muy entusiasmado con que Mónica suba de peso y es una fantasía sexual que tienen.

Además del aumento de peso, otro objetivo de la pareja es formar una familia.

Mónica insiste que su obesidad no será un impedimento, ya que podrá criar a su bebé desde el dormitorio y contrataría a una niñera para que juegue con él. Siempre ha sufrido de sobrepeso, incluso se iba a someter a una operación de reducción; pero su novio la alentó a aceptarse como es y subir de peso.

Para que Mónica pase de sus 317 kilos actuales a los 450, come muchas galletas, seis hot dogs, un gran plato de cereal azucarado, cuatro hamburguesas dobles con queso, sándwiches, papas fritas, 30 nuggets de pollo y un galón de helado.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas