Mendoza Mendoza
miércoles 13 de julio de 2016

Ya pueden operar a chicos del Valle de Uco en Tunuyán

Desde ayer funciona en el hospital Scaravelli un servicio pediátrico que descomprimirá la demanda en el Notti. Tres especialistas ofrecerán también atención en consultorios de todos los hospitales de la región y en la OSEP

Por una neumonía con derrame pleural, Camila Ríos debió estar 45 días internada en el hospital Humberto Notti. A pesar de que solo tenía 4 años cuando esto ocurrió y hoy ya es una adolescente, su madre, Nancy Galdamez, recuerda lo difícil que fueron esos días para su familia por las peripecias de estar a más de 80 kilómetros de su casa de Tupungato, más allá de la preocupación por la cirugía que la pequeña debió afrontar. Por eso, celebra que ahora los niños del Valle de Uco puedan ser operados en el hospital Antonio Scaravelli, luego de que ayer quedara inaugurado el servicio de cirugía pediátrica. "La salud está muy mal vista en nuestra zona. Quizás a la gente le dé un poco de temor al principio. Pero si las cosas se hacen bien, estoy segura que dará buenos frutos", comentó esta mujer.

El de su hija fue apenas uno de tantos legajos clínicos que se iniciaron en algún nosocomio de la región, pero que debieron continuar en la ciudad de Mendoza o en sus alrededores, ya que no existían en la zona infraestructura ni profesionales que pudieran realizar las operaciones. Esto ahora será posible para casos de baja y mediana complejidad, descomprimiendo la atención del Notti a donde llegan por año cerca de 400 valletanos.

Para su funcionamiento, más allá de acondicionar un quirófano y las salas, el Ministerio de Salud puso a disposición del Scaravelli tres cirujanos pediátricos que tendrán una labor fundamental. No sólo serán los encargados de las cirugías, sino que atenderán en los consultorios externos de los hospitales Tagarelli y Las Heras, de San Carlos y Tupungato respectivamente. También harán guardias pasivas.

Al momento de destacar la importancia de este nuevo servicio, el director de este hospital referente habló puntualmente de la posibilidad de solucionar tres grandes problemáticas. "Es fácil subir a un niño a una ambulancia, pero ahí nos enfrentamos a la saturación de otros hospitales. También hablamos de un gran gasto económico por parte de los padres para viajar y de los problemas afectivos del niño que se lo aleja de sus familiares, de sus entorno", detalló Carmelo Fazio, resaltando además que, por la zona de influencia, acaparan casos provenientes de Luján y San Rafael.

Más allá de que el pedido es de larga data, el proyecto que promovió que se concretara este servicio fue presentado por los referentes de salud locales hace unos meses ante las autoridades provinciales, en un reunión que mantuvieron en La Consulta. "Los planetas ya se habían alineado. Tenía que salir bien", describió el director regional del Valle de Uco, Rodolfo Guillén, acerca de la celeridad del proceso, después de ese planteo. Es que desde el Ministerio de Salud pretendían concretar lo mismo y ya barajaban posibilidades para llevarlo adelante.

"Esto es parte de una gestión integral inteligente. Por eso también convocamos a OSEP a trabajar codo a codo. Porque queremos llevar calidad de atención a cada rincón", expresó el ministro Rubén Giacchi, destacando que no sólo atenderán a los pacientes sin obra social, sino también a los que posean la cobertura de los empleados públicos. El funcionario también destacó que la incorporación de los tres médicos que estarán a cargo será una de las primeras que se hará en la Provincia obviando los "contratos basura" que aseguró existían en este ámbito, y que ellos serán empleados de planta transitoria y que van a tener que concursar sus cargos si quieren mayor jerarquía.

El recurso humano, fundamental
Estaban escuchando la radio cuando oyeron al ministro Giacchi decir que no habían cirujanos pediátricos que quisieran trabajar en el Valle de Uco. Eso fue lo que los motivó a pedir una audiencia con el funcionario que los recibió sin saber que su inquietud era la de ofrecerse para ocupar esos puestos. De ese modo los médicos residentes del Notti Vanesa Rodríguez, Antonio Esteves, y Federico Sánchez Esteves le aseguraron en esa oportunidad que se irían a vivir a esta zona si contaban con la posibilidad de hacerse cargo del servicio. Lo que resultó fundamental para concretar este anhelo para la comunidad local ya que las cirugías programadas, la atención en consultorios y las guardias pasivas los requiere cerca y diariamente.

"Inicialmente queremos resolver la urgencia, para evitar el traslado y el desarraigo. A futuro queremos hacer crecer el servicio, en complejidad. Poder ser referencia de algunas patologías pediátricas. Vamos de a poco pero queremos ir creciendo", dijo Federico Sánchez Esteves. Él, como Rodríguez, egresó de la UNCuyo. Antonio Esteves estudió en la Universidad Aconcagua. Los tres tienen 30 años.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas