Mendoza Mendoza
sábado 26 de marzo de 2016

Vino, fruta y tecnología, para mejorar comercio con EE.UU.

El acercamiento político que deja la visita de Barack Obama abre las puertas para que se fortalezca el área comercial.

Por su perfil exportador, Mendoza debería ser una de las provincias que más provecho puede sacarle al acercamiento político que se ha producido entre Argentina y Estados Unidos después de la visita del presidente Barack Obama.

La oportunidad de que se incremente el comercio con el país del Norte es una ventaja que la provincia puede aprovechar para vender sus productos.

En principio, lo que más se puede comercializar es lo que tradicionalmente se ha estado exportando, vino fraccionado, vino a granel, puré y pasta de frutas, peras en fresco, aceite de oliva, ciruela seca y ajos.
Pero, además, se abre la oportunidad de poder vender otros productos de alto valor agregado que le permitirían a Mendoza fortalecer su perfil exportador.

Según Gabriel Fidel, parlamentario argentino ante el Mercosur y presidente de ProMendoza, Mendoza tiene que aprovechar el viento a favor que ha dejado esta visita para colocar productos locales de otros rubros. "El sector metalmecánico es uno de los que está en condiciones de exportar sus productos. Fabrica componentes para la industria vitivinícola y para la agroindustria local, por lo tanto está en condiciones de vender sus productos a otras firmas de primer nivel, como son las de acá", consideró Fidel.

Otro rubro que puede comenzar a colarse en el país del Norte es el desarrollo de software y el tecnológico en general. "Hay empresas de diseño de Mendoza que fabrican etiquetas para vinos estadounidenses", destacó el presidente de ProMendoza.

Algo parecido sucede con el sector tecnológico, que exporta gran parte de sus desarrollos, e incluso algunos emprendedores han logrado instalarse en Silicon Valley, la meca del universo tecnológico.

"Para que todo esto se concrete no basta con agarrarse de la visita de Obama. Este fue sólo el primer paso", subrayó Fidel.

"Ahora hay que trabajar en concretar acuerdos comerciales entre los países para llevar al terreno práctico el acercamiento político. En este sentido hemos estado avanzando y ya hemos hablado con nuestra canciller, Susana Malcorra, para avanzar en acuerdos comerciales", adelantó.

"También tenemos que fortalecer el comercio con todos los mercados", remarcó el funcionario.

Más allá de la situación económica por la que atraviesa Brasil, "hay que seguir fortaleciendo el Mercosur. Tenemos que aprovechar la cercanía para exportar más a nuestros vecinos, Uruguay, Paraguay y Bolivia. También hay mejorar el acercamiento con todos los países de la Unión del Pacífico, Perú, Chile, Colombia, México. Y como bloque, hay que restablecer acercamiento con la Unión Europea", añadió.

Todo esto es posible porque están dadas las condiciones macroeconómicas –destacó Fidel–, ya que ahora el tipo de cambio es más competitivo y no hay cepo cambiario. "Resulta más rentable para nuestros exportadores poder vender afuera", dijo.

El único problema que resta solucionar –reconoció– es la inflación. Esto eleva los costos internos de producción y representa un dolor de cabeza a la hora de exportar de forma rentable. En este sentido están trabajando junto a Enrique Vaquié, el ministro de Economía e Infraestructura, para aliviar los costos de flete. "Se está buscando la forma de compensarlos de alguna manera", expresó.

Ese sería un paso más para facilitar la colocación de producción local en los mercados internacionales.
En definitiva, "cuando al país le va bien, a Mendoza le va mejor,", advirtió Fidel. Porque cuando el contexto económico es favorable, Mendoza puede exportar más y esto reactiva todos los circuitos económicos de la actividad local.

Revertir la caída

Estados Unidos es el principal cliente de Mendoza. Del total de las exportaciones de Mendoza, la mayoría van a ese país, el segundo mercado en importancia es Canadá y el tercero, es Brasil.

En los últimos años, independientemente de los destinos, las exportaciones cayeron porque el contexto económico no era conveniente.

Por esa razón cayó la cantidad de vino fraccionado que se ha estado vendiendo justamente en el segmento de precios medios, el que representa el mayor volumen en exportaciones.

Según los registros de ProMendoza, mientras que en el 2011 se vendieron 263 millones de litros de vino embotellado a Estados Unidos; el año pasado, la cifra descendió a 202 millones de litros.
Un comportamiento similar se ha registrado en el resto de los rubros exportados.

Fuente:

Más Leídas