Mendoza - lluvias lluvias
domingo 05 de junio de 2016

Vialidad asegura que comenzará un fuerte operativo antibaches en Mendoza

Lo aseguró el director de ese organismo provincial, Oscar Sandes. La primera etapa será en el Gran Mendoza.

Cuesta encontrar antecedentes similares. A abril, que fue récord de lluvia en días y cantidad, le sobrevino un mayo en el que se batieron todos los registros: llovió seis veces el promedio en Mendoza.

Eso, sumado a la falta de mantención de las calles, formó un cóctel explosivo que minó a cielo abierto parte del trazado vial. Es por eso que, inducidos por el termómetro social que hierve en quejas y críticas, desde Vialidad provincial de Mendoza prometieron que esta semana van a poner toda la carne en el asador para salir a bachear las principales vías del Gran Mendoza y luego las de toda Mendoza.

No aventuraron un día específico, porque el trabajo está supeditado al tiempo. Pero apenas pare la lluvia –prometieron– se verán los equipos del organismo reparando los puntos más críticos.

"Necesitamos que las lluvias paren. Los pronósticos que consultamos dicen que la semana que se inicia no va a llover, así que saldremos a paliar la situación, a tapar los baches más importantes, por pedido del gobernador Alfredo Cornejo", dijo Oscar Sandes, administrador general de Vialidad de Mendoza.

Las mejoras en las calles del Gran Mendoza llevarán entre 10 y 12 días. Una vez que finalicen con los pozos de Godoy Cruz, Las Heras, Capital, Luján de Cuyo, Maipú y Guaymallén, se extenderán los trabajos de bacheo a otras zonas de Mendoza como el Sur y el Valle de Uco.

"Venimos trabajando en esto desde que asumimos, pero había muchas cosas que hacer. Tenemos que ayudar a muchísima gente del interior. Por ahí hay quienes van a una escuela rural en la hay que andar kilómetros y kilómetros por un camino de tierra que queda intransitable por las lluvias y eso no lo sabe la población. Pero eso no es excusa y por eso estamos ordenando Vialidad provincial, que tenía equipos rotos y sin combustible cuando llegamos", agregó Sandes.

El detalle
El despliegue para bachear las calzadas insumirá alrededor de $4 millones entre materiales, combustible y recursos humanos. Se pondrán a disposición 20 equipos. Cada uno tiene cuatro empleados, lo que da un total de 80 operarios que serán los encargados de colocar las casi 600 toneladas de bacheador instantáneo que se utilizarán sólo para el Gran Mendoza.

El material que se utilizará es de mejor calidad que el que se colocó en los últimos días para cubrir algunos pozos y grietas.

La diferencia de material tiene una explicación netamente práctica: cuando llueve se complica el trabajo y es preferible bachear con un material de menor calidad y guardar el bueno para los días en que el tiempo acompañe.

"La idea –dijo Sandes– es hacer lo que hace muchísimos años no se hace: mantener lo que tenemos. Es en vano querer construir nuevas obras si no se mantiene lo que se tiene".

En números
"¿Cómo puede ser que estas lluvias muestren tanta debilidad en el estado de las calles? Con un presupuesto limitado vamos a tratar de incorporar tecnología y cuando nos vayamos, la próxima gestión va a tener por lo menos un relevamiento de los 14.000 o 15.000 kilómetros de ruta que tiene Mendoza", dijo el arquitecto Sandes.

El organismo cuenta con un presupuesto de casi $600 millones. El Gobierno de Mendoza aporta $250 millones y unos $270 millones provienen de un impuesto a las naftas súper que se reparten entre las Vialidades de todo el país al igual que casi $60 millones que llegan de los gravámenes que se le aplican a la soja. Como en ambos casos lo que recibe Vialidad mendocina es un coeficiente, el monto está determinado por la producción y venta del combustible y el cereal.

Aproximadamente el 80% del presupuesto de este año se destinará a la reparación de calles.

Además, Sandes destacó que ahora la entidad trabaja de 7 a 19 aunque a veces el horario se modifica de acuerdo con las necesidades.

"Le estamos poniendo el cuero y ordenando las cosas. Por eso podemos decir que nos encontramos en condiciones de prestar un servicio medianamente bueno", concluyó el funcionario.

-Equipos. En lo que va de la gestión actual, Vialidad de Mendoza asegura que gastó $5 millones en la reparación de equipos. También se incorporaron cubiertas y combustible, dos insumos que faltaban, de acuerdo con el diagnóstico que hizo el director del organismo.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas