Mendoza - Mendoza Mendoza
miércoles 05 de octubre de 2016

Viajó a una maratón a Chile, quedó en terapia y lamentablemente murió

Darío Otazúa fue a Viña del Mar el fin de semana y se descompensó durante la competencia.

El mendocino Darío Otazúa fue a Viña del Mar (Chile) el fin de semana a competir en una maratón, se descompensó y quedó internado en terapia intensiva en grave estado. Este miércoles por la mañana lamentablemente se confirmó su muerte, según fuentes citadas por Radio Nihuil.

Su esposa, familiares y amigos hicieron circular por las redes sociales su imagen durante los últimos días y pidieron cadenas de oración. También pedían ayuda económica para poder costear los gastos médicos y ahora también la necesitarán para costear otros gastos.

"Mi marido se descompensó en una maratón. Está muy delicado y su estado es grave. No tengo muchas palabras para expresar mi agradecimiento ante tanto afecto y ayuda que estamos recibiendo. Les agradezco por cada abrazo a la distancia. Ayudan a seguir peléandola", había escrito en la cuenta de Facebook Daniela García, su mujer, que viajó también a la carrera.

Darío corrió en la Maratón Internacional de Viña del Mar que se realizó el domingo pasado. Según los organizadores, participaron más de 10.000 personas de distintas partes del mundo. Los corredores se desplazaron por un circuito que incluyó a Valparaíso, Viña del Mar y Concón.

La competencia estuvo dividida en las etapas de 42, 21 y 10 kilómetros. Otazúa corrió en la carrera de 10 kilómetros y a 4 de finalizar, se descompensó, quedando tendido en el asfalto cerca de Reñaca. Pese a haber sido inmediatamente atendido por médicos y trasladado al hospital de alta complejidad Fricke, siempre estuvo con pronóstico reservado, según dieron a conocer sus allegados, y nunca se explicó públicamente bien qué fue lo que le pasó.

Otra corredora que estuvo en la maratón, Patricia García, contó que pudo ver cuando el hombre era auxiliado a pocos kilómetros de la meta. "Se veía muy mal, tendido en el piso, pero fue asistido y trasladado de inmediato", dijo.

Amigos de la esposa contaban el martes a Diario UNO que no se tenía aún un diagnóstico de su cuadro de salud y el mendocino permanecía en coma inducido, acompañado por su pareja, que nunca imaginó que ocurriría una situación como esta. De hecho dejó su celular en Mendoza, por lo que solo se comunica a través de mensajes por internet.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas