Mendoza Mendoza
jueves 12 de mayo de 2016

UNCuyo: fuerte debate entre Franja Morada y sectores opositores

Se elegirán consejeros en tres claustros. La exclusión, finalmente desactivada, de algunas listas con participación camporista generó una gran polémica

El 8 de junio la Universidad Nacional de Cuyo renovará el mandato de tres claustros que forman parte del Consejo Superior y de los consejos directivos de cada facultad: alumnos, egresados y personal de apoyo académico. La ebullición política por la elección directa de estos miembros del gobierno universitario ya empieza a sentirse con fuerza.

Ayer el escenario fue la sesión habitual del Consejo Superior, donde se dio una intensa batalla verbal entre consejeros identificados con agrupaciones estudiantiles opositoras al radicalismo (muchos de ellos partidarios de La Cámpora) y los consejeros estudiantiles de Franja Morada, a quienes acusaron de ser "cómplices" de una supuesta maniobra para dejarlos fuera de la contienda.

El debate se dio porque la presentación de las listas ante la Junta Electoral General de la Universidad debió hacerse el 2 de este mes, según el cronograma. Como esto no ocurrió con varias listas, entre ellas, ADE de Derecho, Agruparte de la Facultad de Artes y Diseño, la Martín Fierro de Ciencias Agrarias y la Compromiso Estudiantil de Ciencias Aplicadas a la Industria, la Junta consideró que no podían participar por dos razones, según explicó en representación de ese órgano, la doctora Gabriela Abalos a los miembros del Consejo. La primera es que las presentaciones no fueron hechas ante la Junta General porque se remitieron sólo a las juntas electorales de cada facultad y la segunda, porque estaban fuera de fecha.

Fue el momento en que los consejeros estudiantiles de la oposición empezaron a ceder la palabra a miembros de estas listas para que defendieran su postura. En el caso de ADE de Derecho, Ezequiel Giménez, candidato a consejero directivo, explicó que la presentación fue hecha antes de la hora límite en la Junta Particular de la facultad que no la remitió ese mismo día, sino el siguiente. En este caso, desde la misma Facultad de Derecho recomendaron a la Junta Electoral General tener en cuenta esta demora en la entrega y dar por aprobada la participación de la lista, algo a lo que finalmente no accedió.

Más duro estuvo Nicolás Gumbau, consejero directivo de Artes, al señalar: "Nuestros compañeros nos han dicho que se cansaron de llamar para saber dónde debían pasar la comunicación de las listas y cuándo llegó la comunicación, era tarde". Además, agregó: "Han sacado a 300 alumnos del padrón electoral de Artes, porque como la Escuela de Música todavía se llueve, no han tomado clases y no tienen el rendimiento académico necesario. No quiero entrar en suspicacias, pero todas estas cosas les han pasado a agrupaciones que son muy críticas de la gestión de Pizzi (el rector)".

Agustín Silvestre, presidente del centro de estudiantes de Filosofía también se expresó: "Estas listas quedaron afuera por cuestiones administrativas, pero si se va en busca de los documentos, hay pruebas que demuestran que están presentadas en tiempo y forma. Otras veces a listas se les ha perdonado falta de avales, como una lista de docentes de Inter-claustro, que hoy es gobierno. No es casualidad que de las cuatro listas en conflicto, tres son centros de estudiantes opositores a esta gestión. Cuando hay tanta insistencia en el no, no podemos pensar en otra cosa que en proscripción".

Por supuesto, que los consejeros radicales rechazaron de plano estas acusaciones y de hecho, comentaron que ellos han sido objeto de muchos agravios e insultos por parte de las agrupaciones en disputa. Alejandro Cabral Páez, consejero por Ciencias Políticas, pidió que se disculparan públicamente por estas insinuaciones, tras criticar el uso de la palabra "proscripción para describir los hechos de forma tan desproporcionada".

La segunda tanta de debate intenso la protagonizaron los decanos y docentes del Consejo, una vez que el rector Daniel Pizzi propusiera dejar participar a todas las agrupaciones por entender que aún hay mucho por aprender de estos procesos electorales. Hubo abstenciones y votos en contra de ceder ante este problema, pero finalmente se aprobó la incorporación de las listas al menú de candidatos por cada facultad. Además, se votó un pedido para que todo el proceso electoral sea limpio y con respeto.
Fuente:

Más Leídas