Mendoza Mendoza
sábado 15 de julio de 2017

Una tupungatina de 15 años es una eminencia del ajedrez

Rocío Socaño vive en una zona rural del Valle de Uco e irá a las Olimpíadas de la Mente 2017, que serán en Buenos Aires. Es la única mendocina que participará.

Por Alejandra Adi y Julián Vinacour


Ayelén Rocío Socaño tiene 15 años, vive en una zona rural de Tupungato y es la única alumna de Mendoza que participará en las Olimpíadas de la Mente, que son a nivel nacional y se realizarán este año en Buenos Aires.

Pero la historia destacadísima en el ajedrez de esta adolescente es muy interesante, no sólo porque surgió de una tarea de Matemática en casa, sino porque su aparición se enmarca dentro de un plan educativo, de una apuesta para promover un juego que entrena múltiples capacidades.

ajedrez1.jpg

"Empecé a jugar por el proyecto de Ajedrez Educativo que tuvo mi ex colegio, el Lindor Castillo, de La Arboleda. El profesor de Matemática daba ajedrez y como Matemática es una materia que me atrae, el ajedrez siempre me gustó porque tiene mucho que ver. Empecé a jugar porque parte de los ejercicios eran acertijos y eso me encantó. Y de repente me anoté en los Juegos Evita y terminé ganando la instancia municipal, la provincial y llegué a la nacional. Eso fue en 2014", contó Rocío.

Tras ese gran debut llegaron otros torneos y la invitaron en 2015 a la Interliga en Chapadmalal.

Ese año también fue a los Juegos Evita y no le fue muy bien, pero al otro año tuvo revancha e hizo podio junto con sus compañeras: ganaron el bronce.

En la Interliga de Tandil también sobresalió y por eso, la invitaron a competir en las Olimpíadas de la Mente de este año.

Pero como si fuera poco, antes de ese viaje pasará por Corrientes, donde participará en un certamen con su colegio secundario, el Domingo Faustino Sarmiento, donde cursa 3º año.

El profesor y entrenador Gabriel Sala, dijo: "El caso de Rocío, como el de otras chicas, es fruto de una siembra de esfuerzo que venimos haciendo en el Valle de Uco. En el ajedrez, cada persona demuestra en el tablero los rasgos de su personalidad. Particularmente, Rocío demuestra tenacidad a la hora de jugar. Tiene un talento natural, pero también se nota en cada movimiento el esfuerzo y la perseverancia que le ha puesto al juego".

Rocío cuenta que sus padres siempre la apoyaron con el ajedrez. En realidad, su familia entera, ya que el primer contrincante que tuvo fue su hermano, que también empezó porque se lo enseñaron en la escuela.

"Otra cosa que me gusta del ajedrez –agrega la tupungatina– es que me ayuda en muchas cosas de mi vida. Me doy cuenta de eso. Por ejemplo, he conocido mucha gente nueva. Me abrí más. Yo era muy cerrada antes".

Origen causal y no casual
El profesor Gabriel Sala, que fue quien descubrió el diamante en bruto que era Rocío, contó: "Paradójicamente, no fue en el tablero de ajedrez que la descubrimos con los demás profes. Fue en el aula, en 6º grado. A mí me tocaba en la hora de Matemática darle ajedrez. En Matemática, hay una rama que se conoce como teoría del juego, que la promueve desde la recreación. En ese caso tomé de un libro de Adrián Paenza un problema elaborado por Einstein, que tenía una dificultad real. Pero Einstein decía que probablemente 9 de cada 10 personas no podían resolverlo por incapacidad de llevar adelante un proceso constructivo del problema en diferentes fases".

Fue con ese ejercicio que todo empezó.

"Porque proponérselo a chicos de 10 años –continuó el profesor– me permitió poner a prueba su paciencia. Como no se podía resolver en el tiempo de la clase, se lo dejé pendiente como tarea en casa. Se lo dejé con poca esperanza porque lo hice en varias escuelas y solamente el grupo de Rocío lo resolvió, a la semana siguiente. Ahí tuve la primera prueba de que Rocío tenía, no sólo la capacidad cognitiva que es necesaria para jugar al ajedrez, sino también la paciencia de saber elaborar y enfrentarse a un problema así. Descubrir eso en una joven de 10 años fue un hallazgo. De ahí al tablero hubo poco recorrido. Empezamos a trabajar con otra expectativa".

Sala trabaja en coordinación de Ajedrez Educativo en el Valle de Uco.
Fuente:

Más Leídas