Mendoza - Las Heras Las Heras
viernes 06 de enero de 2017

Una reina maga que tiene su sede en El Borbollón

Verónica Herrera trabaja desde hace 20 años en ese distrito lasherino, como directora del jardín maternal Manaslú.

Cientos de niños que viven una realidad difícil, lejos de los parámetros de lo que se considera una infancia saludable, pudieron volver a su casa con una sonrisa. Estos chicos, todos ellos del distrito El Borbollón, de Las Heras, recibieron ayer la visita de los Reyes Magos y se llevaron un regalito.

Esto fue posible, en gran parte, gracias al incansable trabajo de Verónica Herrera (44), quien junto con la Mesa Territorial de El Borbollón, que incluye a varias organizaciones civiles, armaron una gran colecta de juguetes para repartir entre los pequeños que menos tienen.

Verónica ha pasado casi la mitad de su vida dedicándole trabajo y esfuerzo a mejorar la situación de estos chicos. Actualmente es directora del jardín maternal Manaslú, que contiene diariamente a unos 65 chicos de entre un mes y tres años. Además, es presidenta de la asociación Cuyum EPAIN (Educación, Promoción y Asistencia Integral al Niño), organización sin fines de lucro que desde 1997 ayuda a las familias de todos los barrios de El Borbollón.

"Siempre estuve ligada a la asistencia de los chicos que menos tienen", aseguró Verónica, quien es madre de tres varones.

"Tenemos cuatro jardines maternales y en los cuatro trabajamos del mismo modo, específicamente con la parte de educación y promoción. Además, la alimentaria nos acompaña porque es una necesidad, más allá de que nuestro deseo es no tener más comedores comunitarios, que no hagan falta, pero por ahora sigue siendo necesario", continuó.

Aunque el objetivo es mejorar la realidad de los niños, Verónica explica que ellos apuntan a cambiar la vida familiar en su totalidad, ya que cuando los chicos salen de la institución "vuelven a un contexto donde sus papás no les pueden brindar otra forma de vida".

Para eso, la fundación incluye en diferentes actividades a toda la familia, con centros de apoyo educativo, aulas satélites para quienes deseen culminar los estudios primarios y secundarios, además de centros de capacitación para el trabajo y el programa Comer Juntos en Familia, donde se capacita semanalmente a las mamás en diferentes temáticas.

La realidad de El Borbollón es dura, allí murieron tres bebés en tan sólo un mes durante septiembre de 2016. Por eso, Verónica asegura que "la comunidad está dentro de las instituciones y mientras más personas entren, para nosotros es mejor. No hay, desde nuestra forma de ver el trabajo, una institución a puertas cerradas, muy por el contrario".

A casa con una sonrisa
Este jueves para festejar la llegada de los Reyes Magos se organizó un gran festejo que culminó en el playón del Centro Integrador Comunitario (CIC) de El Borbollón, donde se repartieron juguetes entre los niños de todos los barrios del distrito y se presentó un circo callejero de manera gratuita para divertir a los chicos.

"Esto fue muy a pulmón, si bien la Municipalidad se ha portado muy bien, lo hicimos con la Mesa Territorial de El Borbollón con mucho esfuerzo. Fue muy casero, pero con mucha onda", explicó Verónica respecto a los festejos realizados.

Como la intención es integrar, los Reyes Magos pasaron de las 17.30 a las 19 por todos los barrios en camioneta entregando golosinas y, además, en la puerta de cada barrio la Comuna puso un colectivo que trasladó a los niños hacia el playón del CIC donde fue la actividad final.

"Cuando empezamos a pensar en la actividad cada uno de nosotros transmitió a los amigos y conocidos la necesidad de recolectar juguetes. La verdad es que la repercusión fue importante y hubo mucha solidaridad. Recibimos de muchas personas, empresas, familias y grupos de amigos muchos juguetes nuevos o en buen estado".

El equipo de trabajo de la mesa se encargó de envolver los regalos en papel, con la idea de que no hubiera diferencias y no se supiera qué había adentro hasta abrirlos. Solamente separaron los que eran para bebés, nene y nena.

"Nos dijimos que la magia de los reyes tiene que llegar a estos barrios tan olvidados por momentos. Ojalá que los niños lo hayan disfrutado y que cada uno se haya llevado una caricia a su casa", cerró Verónica.

-Distintos barrios. En el distrito El Borbollón –una de las 16 localidades de Las Heras– conviven los barrios Don Bosco, Capitán Gutiérrez, Santo Tomás de Aquino y vecinos de la ruta 40.
-Comparten todo. Los niños de las diferentes barriadas concurren todos al mismo colegio primario (escuela Recuero), al mismo Centro Deportivo, Recreativo y Social, al mismo comedor y al mismo Centro Integrador Comunitario(CIC).

"La intención es que en lo bueno y en lo malo podamos compartir y ser solidarios entre nosotros, que los chicos reciban un regalo con el que se vayan contentos sin importar qué sea" "Hace 20 años que estoy involucrada en esta tarea. Comencé en 1997 en la asociación y me inicié en este barrio como docente en 1998" (Verónica Herrera, directora de Cuyum EPAIN).
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas