Mendoza Mendoza
domingo 18 de septiembre de 2016

Una alternativa para la crisis del PJ: elegir un presidente líbero

La idea de lista única con un titular sin afincamiento en ningún sector es impulsada por peronistas que no quieren una conducción relacionada con la derrota electoral de 2015

"Asectorial" sería el término que ayudaría a definir lo que un grupo de peronistas quiere respecto de quién presidirá el partido desde diciembre.

Es que para explicar la interna peronista del último año no cabe más que utilizar neologismos porque las palabras cotidianas no alcanzan para describir lo que significa desenredar esta madeja.

Lo cierto es que hay peronistas que sostienen que a nadie le importa quién presida el partido "porque una cosa es tener un cargo y otra, muy distinta, es ejercer el poder", como lo expresó un mítico dirigente justicialista.

Entonces, como los sectores están más enfrentados que nunca, la propuesta de los que no quieren ni a los azules ni a la Integración Peronista de los hermanos Félix como capitanes de este barco –que por momentos se muestra a la deriva– es buscar un peronista líbero para que ocupe el cargo.
Mientras, el poder se reparte en porciones equitativas entre los que "tienen los votos".

Por qué un líbero
Los nombres que se escuchan por estas horas de quienes serían los candidatos a presidir el PJ son tres: Juan Marchena, Roberto Roitman y María Inés Abrile de Vollmer. Se trata de tres nombres "limpios", sin demasiada carga negativa, puesto que no fueron expuestos en las fallidas elecciones 2015. Ninguno fue candidato a nada, y son lo suficientemente independientes como para que los sectores caigan en la tentación de la pelea por el cupo de poder que les toca.

Quién es quién
Roitman es un economista, profesor universitario y estuvo relacionado con el sector de Rodríguez Saá, cuando este aún integraba las filas justicialistas a nivel nacional.

Es autor de una frase que se ha escuchado varias veces de legisladores con anclaje en la ex Corriente Peronista "Ya le dimos las herramientas –refiriéndose al endeudamiento otorgado al gobernador Alfredo Cornejo– ahora que empiece a gobernar".

Juan Marchena tiene una vasta carrera dentro del PJ local. Fue presidente de la Cámara de Diputados entre 1992 y 1998, una época importante a nivel legislativo, puesto que fue cuando se discutió la Reforma Constitucional.

Además, tuvo cargos a nivel nacional, y en lo provincial, fue apoderado y presidió el PJ, fue quien coordinó la campaña que llevó a Celso Jaque al poder en el 2007, luego integró su gabinete. Fue ministro de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, cargo al que renunció por diferencias internas con el entonces secretario de Gobierno, Alejandro Cazabán.

La tercera en la lista de invitados a ejercer la dirección del partido, es María Inés Abrile de Vollmer.
Si bien guarda relación con el gobierno de Francisco Pérez –del que todos los peronistas tratan de despegarse– puesto que fue la encargada de la cartera de Educación durante la gestión pasada, es una figura respetada y de carrera propia dentro del PJ. Fue ministra de Cultura durante el gobierno de José Octavio Bordón, subsecretaria de Desarrollo Social durante el gobierno de Arturo Lafalla y viceministra de Educación de Cristina Fernández de Kirchner, entre sus cargos más destacados.

Como directora general de Escuelas, Abrile de Vollmer no se movía ni un milímetro de las líneas marcadas por el Gobierno nacional, hecho que le dio una impronta personal dentro del gabinete de Pérez y fue lo que la ayudó a despegarse rápidamente de esta figura.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas