Mendoza - Mendoza Mendoza
viernes 06 de mayo de 2016

"Un órgano no puede estar más de 4 horas fuera del cuerpo, entre la donación y el trasplante"

Lo planteó el cardiocirujano Claudio Burgos en una reunión con autoridades, empresarios y referentes de turismo. Hay 100 personas que están en lista de espera.

"El cierre del Aeropuerto va a crear un trastorno en el programa de trasplantes de Mendoza, que es muy activo. Es una gran preocupación para la gente que hoy espera un órgano, con la potencialidad de mortalidad que tendría sino se establece una logística muy fina. Un órgano no puede estar más de 4 horas fuera del cuerpo, entre la donación y el trasplante. Si agregamos un viaje terrestre desde San Juan, los tiempos se alargan a unas seis horas", indicó el cardiocirujano Claudio Burgos sobre una de las consecuencias menos evidentes de las obras de remodelación de la aeroestación Francisco Gabrielli, que implicará suspender los vuelos por tres meses entre el 7 de septiembre y el 7 de diciembre.

El dato fue escuchado en el encuentro que mantuvieron las autoridades del Ministerio de Transporte de la Nación, junto con la Agencia Nacional de Navegación Civil, la CNRT, Aeropuertos Argentina y el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos, con empresarios del sector turístico y la titular del Ente Provincial de Turismo, Gabriela Testa, a raíz de la polémica que ha generado el momento en el que será cerrado el aeropuerto local y la forma en la que fue comunicada la decisión del Gobierno nacional, impidiendo tomar medidas que disminuyan el impacto del cierre.

El planteo de Burgos fue más allá de la cuestión económica que se había analizado hasta ahora, donde se estima que habrá pérdidas para el turismo de unos $500 millones. El trasplantólogo detalló que alrededor de 100 personas están en lista de espera para recibir un órgano, entre los que se encuentran 14 que requieren un corazón, unos 25 que necesitan un pulmón y otros 50 que buscan un donante de hígado, en Mendoza, donde sólo el 3% de la población es donante potencial y el 97% de los órganos provienen de otras partes del país.

La alternativa propuesta por el Incucai es trasladar a los pacientes hasta Córdoba para hacer los eventuales trasplantes. Sin embargo, para Burgos esta posibilidad es poco potable, ya que muchos de los pacientes en espera de un órgano tienen una condición clínica muy mala como para realizar un viaje, incluyendo el sacrificio que debe hacer la familia del paciente.

Otra de las propuestas es utilizar el helicóptero que compró Mendoza para uso sanitario, pero económicamente sería bastante caro y fue descartado de plano por el Gobierno. De todos modos, este aparato aún está en Chile y llegaría a fines de mayo, según información de fuentes gubernamentales. Tampoco es factible hacer una pista paralela al trazado actual del aeropuerto, con hormigón de rápido fraguado, no sólo por una cuestión de costos, sino de tiempos, ya que las aerolíneas no están dispuestas a seguir operando en condiciones de baja seguridad.

Con lo cual, el destino Mendoza perdería muchos más vuelos de los que ya se han anunciado como consecuencia de las obras.

Juan Yrigoyen, director de la ANAC, reconoció que el tema puntual de los vuelos sanitarios no había sido todavía considerado, aunque señaló que, tras escuchar los reclamos, es muy posible que la Nación ofrezca arreglar la pista del aeroclub mendocino ubicado en La Puntilla, en Luján.

Allí se podrían recibir los aviones de menor porte, como un avión sanitario, siempre que sea tipo jet –señaló Burgos– porque los de hélices demoran más de lo necesario.

Un cálculo brindado por Cristian Tsallis, titular del Aeroclub Mendoza, indica que serían necesarios entre $4 y $7 millones, según la calidad del asfalto que se quiera hacer en la pista de 1,2km para dejarla a punto en un término de 40 días. Esa pista sólo podría operar de día, porque no tienen elementos para recibir vuelos nocturnos, pero aún así podría llegar a recibir unos 10 vuelos diarios de aviones de mediano porte, además de los privados o aquellos que pueden transportar unos 20 pasajeros.

Tsallis indicó que tiene el apoyo de los bomberos voluntarios y de AYSAM, porque por ahí pasa un gran acueducto, más las auditorías realizadas por las autoridades de seguridad de navegación aérea, como para ampliar las operaciones del aeroclub.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas