Mendoza Mendoza
domingo 23 de julio de 2017

Un mendocino de 24 años fue distinguido en la cumbre de los videojuegos en Brasil

Nicolás Recabarren es ingeniero en Sistemas y obtuvo un premio en el Big Festival de San Pablo, uno de los certámenes más importantes del mundo en esa temática.

Nicolás Recabarren tiene 24 años, es ingeniero en Sistemas y es una de las personas más destacadas de Argentina dentro de la industria de los videojuegos. Luego de hacer la carrera al día y recibir distintos reconocimientos, acaba de ganar un premio en el Big Festival, que se organiza todos los años en San Pablo.

En el festival participan desarrolladores de todo el mundo. Recabarren triunfó en la categoría a mejor sonido. Lo hizo con Tomás Batista, músico de La Plata, con quien trabajó en el proyecto.

Los jóvenes estaban postulados en dos categorías: mejor sonido y mejor videojuego latinoamericano.
Los únicos argentinos que habían ganado un premio en ese festival habían sido unos porteños, en 2014, en el rubro de mejor sistema de juego.

Aún no está en el mercado

El videojuego se llama Ethereal y lo largarán al mercado a fines de este año o principios del que viene porque todavía tienen que hacerle algunos ajustes.

"Es un juego de ingenio, que es visualmente abstracto, que no tiene personajes. El 'protagonista' es una suerte de gotita de pintura que tiene que enfrentar distintos problemas. El jugador tiene que interpretarlos para avanzar", explicó Recabaren.

El juego estará disponible para computadora en primera instancia y luego se lanzará para Play Station 4 y Xbox One. Para celulares no estará disponible al menos por ahora.

Desde adolescente

Nicolás nació en Godoy Cruz pero de chico se fue a vivir a Malargüe donde hizo la primaria y secundaria.
Para ir a la facultad volvió al Gran Mendoza. Eligió Ingeniería en Sistemas de la UTN porque era la única carrera con programación en una casas de altos estudios de gestión pública.

"Desde los 13 que vengo haciendo videojuegos. Intentándolo. Durante la facultad creé muchos juegos pero que eran casuales y acotados. Por ahí me enteraba de algún concurso en el que tenías que hacer un juego en dos días y lo creaba", contó el joven que piensa quedarse en Mendoza pese a las ofertas laborales.

Respecto a la creación de Ethereal dijo: "Vengo trabajándolo desde hace dos años. Un juego así te puede llevar entre tres y seis meses hacerlo, pero nosotros probamos distintas cosas mientras lo hacíamos".

Recabarren tiene una empresa que desarrolla videojuegos: Nonsense Arts, que existe desde 2012. "El equipo de trabajo es dinámico. Yo soy la constante. Y cambian los artistas que me ayudan, que son de Mendoza, de Buenos Aires. Porque la comunidad del videojuego es muy unida. Gente de Buenos Aires nos recomendó participar en el festival de San Pablo. Con las redes sociales e internet el lugar donde estás no es tan importante", concluyó.
Fuente:

Más Leídas