Mendoza - Malargüe Malargüe
martes 15 de marzo de 2016

Un grupo inversor mostró interés en Potasio Río Colorado de Malargüe

Estarían dispuestos a invertir en el proyecto de Vale en Malargüe. Así lo informó el secretario de Energía de Mendoza, Emilio Guiñazú.

El proyecto Potasio Río Colorado, hoy en manos de la empresa brasilera Vale, requiere de una inversión entre 1.000 y 1.500 millones de dólares para ser reactivado y poder al fin entrar a jugar en el mercado de las sales de potasio, fertilizante clave para la industria alimentaria mundial.

En la práctica, esto implica que el megaproyecto planteado por los brasileños en Malargüe sea rediseñado con dimensiones más humildes, no sólo en cuanto al volumen de sales a extraer, sino incluyendo las vías por donde exportarlo, ya sea hacia Brasil o cualquier otra parte del mundo. Por ejemplo, en lugar de terminar el ferrocarril hasta Bahía Blanca, pensar en un transporte combinando entre camiones y la traza actual de trenes, hasta llegar a puerto.

Así lo ven los inversores interesados en quedarse con una parte mayoritaria de las acciones que Vale tiene en el proyecto, y por el cual ya perdieron U$S2.500 millones.

Esas fueron las conclusiones principales de un encuentro realizado entre el subsecretario de Energía de Mendoza Emilio Guiñazú y el grupo inversor que tiene puesta la lupa sobre Potasio Río Colorado, en el marco del congreso minero mundial realizado en Canadá, a donde viajó el funcionario. Allí también empezaron a perfilarse los próximos pasos para poner en marcha a Río Colorado, entre ellos, la Provincia ya solicitó un plan de negocios a Vale que contemple la redefinición del emprendimiento.

"Hemos tenido varias charlas, tenemos que tener en claro el plan de negocios para reactivar la mina. Ellos nos harán en breve una exposición sobre el plan de negocios y los nuevos inversores. Nosotros por nuestra parte vamos a acompañar muy de cerca todo el proceso para que se cumplan los tiempos legales y para facilitar el acuerdo con el inversor que tiene que colocar U$S1.500 millones", explicó Guiñazú.

Y agregó: "Es un proceso muy complejo porque Vale tiene un problema financiero y el mercado de las sales ha cambiado mucho. Vale tiene interés de permanecer en el proyecto, pero no tiene la capacidad financiera para liderarlo, necesita que lo ayuden desde el punto de vista financiero y operativo".

Si bien Mendoza no puede exigir la presentación del plan de negocios porque aún no se cumplen los tiempos legales, sí se acordó hacerlo cuanto antes para poder anticiparse a las acciones legales que deriven en la realización concreta. Además, el hecho de estar atenta a las tratativas entre Vale y los inversores, le permite a la Provincia auspiciar la llegada de una empresa a la que le interese estar frente al desarrollo, debido a que el mercado del potasio está sobreofertado.

Guiñazú detalló: "Nuestra mina de potasio tiene algunas ventajas desde lo logístico y es más barato de extraer en las condiciones que tiene Mendoza. Además, está cerca de un país que lo necesita como Brasil, que es un importador de sales de potasio debido a que es un productor de alimentos muy grande. Entonces, hay que tener mucho cuidado con quién se trabaja porque Rusia, Bielorrusia o China que producen sales de potasio no están interesados en tener un jugador extra en el mercado. Y si bien la Provincia no puede elegir el inversor, si puede promover a los que estén alineados con los intereses de Mendoza".

Herramientas de evaluación para la minería
En 6 meses Mendoza presentará una herramienta de evaluación de proyectos mineros que sirva para elegir con fundamentos técnicos (ambientales, económicos, sociales) los proyectos a los que se les dará luz verde. Con este respaldo, los emprendimientos a desarrollar serán acompañados por el Gobierno, para ponerlos a consideración de la Legislatura como indica la ley 7722.

Ante de fin de mes estará convocando a un foro de debate con ambientalistas, empresas mineras, geólogos, paleontólogos, abogados, para que presenten sus argumentos a favor o en contra del desarrollo minero provincial. Pero la invitación no será abierta, sino que una consultora tendrá el trabajo de seleccionar voces autorizadas en la minería. Tras el debate, la Subsecretaría de Energía, junto con Ambiente, elaborará las bases para evaluar todos los proyectos.

"El tema es bajarle el nivel de subjetividad, de emotividad al debate sobre la minería, y tener una mesa donde se discuta constructivamente. Mendoza ha discutido hasta ahora de forma muy inmadura, por un lado había intereses que no tenían nada que ver con el cuidado del agua, que utilizaban estos argumentos para sembrar hasta terror en la población sobre una actividad que no debería generar ese miedo. Y, por otro lado, hay un sector minero que se ha capacitado, ha invertido en la materia, que esta pasando hambre. De un lado, tengo miedo y del otro, hambre, por eso necesitamos una discusión seria".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas