Mendoza - Tupac Amaru Tupac Amaru
miércoles 06 de septiembre de 2017

Tupac Amaru: "Es un fallo político y las víctimas quedaron en el medio"

La fiscal Gabriela Chaves lamentó la decisión de la Octava Cámara del Crimen. Tiene diez días para recurrir el fallo

La fiscal de la causa Tupac Amaru en Mendoza, Gabriela Chaves, volvió a criticar el fallo de la Octava Cámara del Crimen que benefició a Nélida Rojas y a otros miembros de la organización y señaló que las víctimas quedaron atrapadas en una pelea política de la que no tienen nada que ver.

Según Chaves, los jueces "han armado una resolución con lo que le convenía a la defensa, sin tener en cuenta a las víctimas".

chavez.jpg
Gabriela Chaves, enojada con el fallo.
Gabriela Chaves, enojada con el fallo.

"Es grosero lo que ha hecho la Cámara, ahora tenemos diez días para recurrir por lo que ya estamos trabajando en eso", afirmó la fiscal a radio La Red Mendoza.

La funcionaria judicial afirmó que lo resuelto por la Cámara "es lamentablemente un fallo político. Yo no participo y las víctimas tampoco pero quedaron atrapadas en el medio".

FISCAL CHAVEZ 060917.mp3

La pelea

Este martes, tras la liberación de Nélida Rojas, ella y su abogado tiraron algunos dardos contra el gobierno de Alfredo Cornejo.

Si bien negaron una persecución política, Rojas aseguró que "Cornejo y el presidente Mauricio Macri deberían estar en un calabozo", así como lo estuvo ella.

nelida rojas.jpg
Nélida Rojas en la conferencia en la que se celebró su libertad. Foto gentileza Marcela Navarro<br>
Nélida Rojas en la conferencia en la que se celebró su libertad. Foto gentileza Marcela Navarro

En tanto, Cornejo aseguró que el fallo era "una vergüenza", lo calificó de "aberrante" y acusó a los magistrados de la Octava Cámara del Crimen de ser miembros de Justicia Legítima, la organización judicial formada por el kirchnerismo, grupo político al que está relacionado la Tupac Amaru, cuya titular en Mendoza es Rojas.

cornejo-3.jpg

Rojas había sido denunciada por más de 170 personas por extorsión, amenazas y había sido acusada también de asociación ilícita. Se le endilgaba que obligaba a los miembros de la organización de ir a marchas y asambleas a cambio de acceder a una vivienda.

Para la Cámara, cada persona sabía cuáles eran los requisitos para acceder a una vivienda, como ser miembro de la Tupac Amaru, y también tenían conocimiento de lo que pedía la organización para ser parte de ella.

Fuente:

Más Leídas