Mendoza Mendoza
domingo 20 de diciembre de 2015

Trillizos gestados por su abuela tendrán por fin su DNI

Los bebés tienen 9 meses y recién ahora la Justicia falló para que puedan tener su verdadera identidad. Basado en un ADN, el dictamen anula las partidas de nacimiento anteriores y ordena inscribirlos con su real filiación

Rosana Villegas
villegas.rosana@diariouno.net.ar

Nueve meses sin tener su verdadera identidad y por tanto sin su DNI y sin cobertura de salud. Ese  largo período fue el que debieron esperar los trillizos que nacieron en marzo pasado, luego de que su abuela prestara el vientre para que allí se gestaran, en un caso de maternidad subrogada. Ese es el tiempo que se tomó la Justicia mendocina para confirmar que los bebés eran hijos biológicos de la hija de la gestante y su marido, y dio la habilitación para que se los inscriba como tales en un Registro Civil.
Como publicara Diario UNO en marzo pasado, el 9 de ese mes los bebés nacieron en el Hospital Español con 32 semanas de gestación, luego de que su abuela, de 49 años y  quien los llevaba en su vientre, sufriera problemas de presión arterial y el médico aconsejara un parto por cesárea. En un acto del amor más desinteresado, la mujer le había prestado el vientre a su hija de 25 años –su identidad se preserva por razones judiciales–, quien  había sufrido una histerectomía de útero y no podía gestar.
Por tanto, la joven y su marido apelaron a la técnica de fecundación in vitro y aportando óvulos  y espermatozoides generaron los embriones que se implantaron en su madre, desde ese momento la gestante.
En la clínica que se realizó el tratamiento ambos padres firmaron su voluntad de procrear, un paso que tiene gran peso judicial.
Con toda esa documentación, en febrero pasado, cuando los bebés tenían 6 meses de gestación, la abogada de la familia, Fabiana Quaini, se presentó a la Justicia con el fin de presentar el caso y acelerar el proceso para que apenas nacieran los bebés pasaran el menor tiempo posible sin su identidad.
Sin embargo, la estrategia no consiguió el objetivo. Los pequeños nacieron en marzo, pero la Justicia se tomó 9 meses más para confirmar que eran hijos biológicos de la hija de la gestante y su marido.
En el dictamen fechado el 15 de este mes, el juez Carlos Neirotti, del Primer Juzgado de Familia –es el autor del primer fallo de gestación por sustitución de la provincia, en julio pasado–, atento al examen de ADN que figura en el caso decidió inmovilizar las partidas de nacimiento, en donde los trillizos aparecían como hijos de su abuela, para que se los inscriba como hijos de la pareja que aportó su material genético.  El fallo es idéntico al que emitió en julio, pese a que en aquel caso la gestante era ajena a la familia y habría percibido una retribución de la pareja de padres biológicos para llevar a su bebé en su vientre.
“Esperábamos este fallo antes. Se retrasó porque se consultó al Registro Único de Adopción (RUA), en donde se declararon incompetentes para este tipo de caso de maternidad subrogada y porque además el expediente había quedado en el escritorio de un secretario que viajó a San Luis. Son cosas que deberían cambiar, porque estos bebés pasaron todo ese tiempo sin su identidad”, apuntó la abogada Fabiana Quaini.
Fuente:

Más Leídas