Mendoza - barrio La Gloria barrio La Gloria
viernes 08 de abril de 2016

Tras buscar a Zoe: "Conoció a mi hermano por Facebook y cayó a casa"

Lo aseguró la hermana mayor del adolescente que alojó a la chica en su vivienda del barrio La Gloria. Generó una intensa búsqueda y se temió lo peor tras su desaparición en el Parque San Martín.

"Ella conoció a mi hermano por Facebook y cayó acá a casa en taxi sin haberlo visto nunca".

Así comenzó el relato la hermana mayor del chico de 15 años que hospedó en su casa a Zoe Gómez (12).

La chica desapareció en el parque General San Martín el miércoles a la noche dejando a su madre plantada, esperándola frente al club Mendoza de Regatas.

Como no aparecía, la mujer radicó la denuncia por averiguación paradero en la Oficina Fiscal Nº2 de Capital, desde donde movilizaron a numerosos efectivos policiales para buscarla.

Mientras ello ocurría, Zoe –de acuerdo a lo dicho por la hermana de A.B., el adolescente de 15 años, también protagonista de esta historia– llegaba a la manzana E del barrio La Gloria, en Godoy Cruz, en un taxi. Se bajó y a un chico que estaba en la cuadra le preguntó si conocía a A. Este le indicó la vivienda y ella se acercó; lo encontró con otro grupo de amigos, conversando. Hechas las presentaciones de rigor y mientras charlaban sentados en una paredita, salió la madre de A. y les ordenó que entraran "porque el barrio es peligroso".

Todos entraron al living como hace la mayoría de los adolescentes cuando se juntan. Lejos estaba A. de imaginar que a las pocas horas terminaría en una comisaría acompañado por su mamá en medio de retos y finalmente puesto en penitencia.

Volviendo un paso atrás, la noche del miércoles la familia del chico se fue a acostar mientras los adolescentes seguían de tertulia, y no vieron si todos se retiraron a sus respectivos domicilios. La hermana de A. contó que "a eso de las 2 fui al baño y vi la luz encendida. Le pregunté ¿sos vos A. ? y el me contestó 'Sí, quedate tranquila'. Volví a la cama y cerca de las 7 me levanté para ir al trabajo. Pero claro, jamás supuse que una chica podría estar durmiendo en mi casa" –no explicó si en la habitación del hermano–.

Siguiendo su relato dijo: "Mi mamá me llamó al celu desesperada diciéndome que llamó a la policía porque una vecina le avisó que la chica que vio la noche anterior con A. era buscada –según el noticiero– dado que se había escapado. Al enterarse de esto, por poco le dio un ataque, porque es cardíaca. Pero reaccionó. A la chica le dijo 'Vos de acá no te movés, porque te están buscando. Ya llamé al 911 para que te lleven a tu casa'. Para qué te cuento el despelote que ser armó!". Ella –por Zoe– , ahora sé su nombre, comenzó a patear la puerta. Se quería escapar y quiso romper un vidrio y gritaba que no quería regresar con sus padres. Cuando llegó la policía se armó otra porque aceptaba ir a la comisaría sólo si iba mi hermano. Entonces junto a mi mamá fueron en un móvil a la comisaría de la plaza de Godoy Cruz".

La joven amargada confió: "Ni te digo el disgusto. Mi padre tuvo que ir urgente a la comisaría, mi abuela partió a buscar a mi hermano más chico a la escuela, yo salí corriendo de mi trabajo. Se armó un infierno... de verdad. Y todo por dos tontos".

Luego reflexionó: "Menos mal que llegó a la casa de personas decentes. No quiero pensar si hubiera caído en una trampa donde hacen trata de personas".

Otro hermano de 12 años, contó: "A. ni siquiera sabía que tenía mi edad porque llegó toda pintada y parecía más grande. Nunca dijo que se había escapado de sus padres, no sabía ni a qué grado iba". La hermana mayor retomó la palabra y dijo: "A ese –refiriéndose a A.– no lo dejamos ni hablar. Y ni pensar que se mete en Facebook! Lo mandamos a dormir a su pieza y que ni se mueva! "Mi pobre madre sufriendo y no quiero pensar en los padres de la chica. Te digo la verdad: nunca pensamos pasar por esto. Estos mocosos no se dan cuenta del daño que pueden hacer!".

La joven alertó también a todos los padres "para que cuiden qué hacen los chicos con la computadora".

"Lo único bueno de hoy –concluyó– es me dijeron que estoy embarazada y esto borra la amargura de la mañana". Esto lo dijo mientras su hermano más chico le acariciaba la panza.
Fuente:

Más Leídas