Mendoza - Mendoza Mendoza
domingo 13 de agosto de 2017

Tras 47 años siguen buscando a su hermana melliza

La familia Romera cree que en el desaparecido Hospital Emilio Civit les robaron a una beba. No hay certificado de defunción y sí actas de nacimiento activas.

Mucho cambió en Mendoza en 47 años. Por ejemplo, el hospital Emilio Civit, donde le dijeron a la familia que una de las bebas había muerto, ya no existe más y hoy es sólo una fachada en el Parque General San Martín.

A la familia Romera nunca le entregaron partida de defunción, eran otros tiempos y tampoco le dieron importancia. Pero ahora la esperanza se renueva ante un estudio de ADN para esta familia de encontrar a una hermana melliza que, creen, no murió.

"Nosotros sentimos que está viva", dice Rosa, la hermana mayor de la familia Romera. Ella sufrió una pérdida muy importante en el último tiempo y eso le hizo renovar fuerzas para llegar a la verdad después de 47 años de dudas. "Hubo muchas mentiras y nos ocultaron muchas cosas", sentencia la mujer.

Según recuerda ella tenía 9 años cuando su madre cursaba un embarazo múltiple con normalidad. "Me acuerdo de su panza, de sus visitas al doctor y de cuando llegó a mi casa solo con una de mis hermanas", cuenta Rosa de 56 años, quien no olvida cada detalle de esos días.

Tras el parto a la madre no le dejaron ver a una de las mellizas y 14 días después le avisaron a un familiar que había muerto. "Fue siempre todo muy raro. Después de tres días de internación les dieron el alta a mi mamá y a Carmen. Le dijeron que Ester se tenía que quedar pero que no se preocuparan porque estaba bien cuidada. Las explicaciones siempre fueron pocas".

hospital emilio civit.jpg
Del viejo Hospital Emilio Civit hoy solo queda la fachada en el Parque General San Martín. 
Del viejo Hospital Emilio Civit hoy solo queda la fachada en el Parque General San Martín.

Con sus padres fallecidos, Rosa y sus hermanos solo tienen recuerdos y algunas pistas que fueron recabando a lo largo de sus vidas. Con cada nuevo dato, las dudas iban creciendo.

"Hace un tiempo mi hermana fue a buscar una copia de su partida de nacimiento y le preguntaron cuál de las mellizas era. Ella le dijo que Ester había fallecido y le contestaron que no tenían cargados esos datos". Este episodio llevó a la familia a buscar el acta de defunción de su hermana pero, según aseguran, no aparece en los registros.

La hipótesis de que su hermana sigue viva y fue entregada a otra familia carcome a Rosa. Esta situación podría encontrar su desenlace en los próximos días, cuando los resultados de un estudio de ADN al que se sometió Ester sean incorporados al Banco de Datos Genéticos.

"Sabemos que hay muchos casos como el de mi hermana, solo queremos saber la verdad", anhela Rosa.

Fuente:

Más Leídas