Mendoza Mendoza
domingo 19 de junio de 2016

Toda una vida haciendo las banderas para la provincia

Esther Cremona les vende sus diseños al Estado, los municipios y la Dirección de Escuelas desde hace casi 40 años. BanderMax se denomina el emprendimiento que lleva adelante con su hija Zulema y con una prima

Desde hace más de 40 años, la misma mujer es la que confecciona y les vende las banderas al Estado provincial, los municipios y la Dirección General de Escuelas (DGE). Es Esther Cremona (70), quien junto a su prima Esther Caterina (76) y su hija María Zulema Choque (34) lleva adelante la empresa BanderMax, destinada únicamente a esa actividad.

La historia de Esther está cargada de emotividad y en vísperas del Día de la Bandera, su historia cobra fuerza.

Toda su vida laboral la desarrolló en la misma empresa, Casa Bermúdez, donde hace cerca de 50 años tuvieron la idea de confeccionar y vender banderas. Cuando el mítico comercio cerró, Esther pidió permiso para conservar los clientes, a quienes les siguió ofreciendo el mismo servicio.

Sus banderas están en los colegios y son portadas por los abanderados.

"Empecé a comprarles a los mismos proveedores que me traían de Buenos Aires. Todos me conocían de hacía años: las municipalidades, la gobernación, la DGE", aseguró Esther, recordando que hasta entonces sólo existía la Bandera nacional, aunque ahora hacen también la provincial.

El detalle que diferencia a las primas es su estilo antiguo que, según Esther, es de la única manera que se puede hacer una bandera, con una máquina de coser a pedal o eléctrica, con un bastidor.

Aunque hacen de los dos tipos, asegura que la Bandera provincial es más complicada porque tiene sol, laureles, gorro frigio, sumado a medidas y cantidad de detalles exactos con los que hay que cumplir. En cambio, la nacional es más simple, ya que sólo es necesario cumplir con la cantidad reglamentaria de rayos que salen del sol.

"Creo que así en forma artesanal somos los únicos que lo hacemos, no sé hasta cuándo porque somos personas mayores. Las chicas jóvenes no lo hacen, no se ponen a pedalear en una máquina y a bordar", expresó Esther.

En BanderMax se pueden conseguir banderas de ceremonia o para flameo (las que lucen los mástiles). Siempre la tela, para todas las banderas es gross de seda y, en el caso de que sea pintada, la pintura es especial para tela. Todos los materiales los compran en la provincia. Aunque no forma parte de la pequeña empresa, un ex empleado de Casa Bermúdez es quien les hace los talíes.

"Respetamos y queremos mucho a la Bandera y nos encanta hacerlas, por eso no agregamos ninguna otra cosa al negocio. Nos encanta porque somos personas de arte, que respetamos los símbolos patrios, los amamos", contó emocionada Esther.

Los detalles del trabajo
La metodología de trabajo de las primas para nunca quedarse sin stock de banderas, es hacerlas por tandas, por ejemplo, de a cuatro banderas bordadas. La idea es tener siempre al momento del encargo, y no estar comprometidas en entregarlas para los días posteriores.

La Bandera nacional es más simple por lo que lleva menos tiempo de trabajo, y en dos días está listo el corte y la confección. La de Mendoza, en cambio, tiene un trabajo de bordado de no menos de una semana.

Las medidas reglamentarias de la Bandera argentina son 90 centímetros por 1,4 metros, mientras la provincial tiene 1,44 metros por 1,12. Además, toda bandera de ceremonias debe llevar moño.

"Nosotros lo hacemos rápido porque estamos acostumbradas", confió Esther.

Actualmente la DGE, por una cuestión de costos, en lugar de pedirlas bordadas las pide pintadas. El trabajo también es artesanal, aunque más simple, ya que en lugar de bordar se pinta a mano. Lo bueno es que resisten a las lluvias sin perder color.

Según Esther, la recomendación de su empresa es boca en boca ya que no hacen propaganda ni venta al público, y que "más que un negocio, lo que tenemos es un servicio que nos encanta". Asegura que, en 40 años, jamás tuvieron inconvenientes pasara gobierno que pasara, por lo que espera poder seguir haciendo banderas mucho tiempo más.

Conmemorando a Belgrano
Mañana se conmemora un nuevo aniversario (196º) de la muerte de Belgrano, ideólogo y creador de la Bandera nacional argentina allá por febrero de 1912, en la ciudad de Rosario, en los albores de la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata.
La fecha fue decretada por ley el 8 de junio de 1938 y, desde 2011, por decreto nacional el feriado es inamovible.

Los colores celeste y blanco primero se usaron en las escarapelas y luego en la Bandera que hasta 1985 tuvo dos diseños, uno con el sol y otro sin. La particularidad es que en un principio las que tenían el sol podían usarlas sólo los organismos estatales.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas