Mendoza - Juliana Awada Juliana Awada
sábado 27 de agosto de 2016

Tiziano ya es ahijado de Macri, pero bajo la fe evangélica

La Iglesia Católica no aceptó bautizar a este 7° hijo varón porque el Presidente es divorciado y concubino.

El pequeño Tiziano, séptimo hijo varón de Natalia Alcalle (31), nacido el 5 de abril, fue bautizado el martes pasado bajo el padrinazgo presidencial en el evangélico tabernáculo Vida y Paz, del pastor Víctor Doroschuk.
Antes, tres templos católicos se habían negado a bautizar a quien por ser séptimo hijo varón pasa a ser automáticamente ahijado del Presidente. Adujeron que el mandatario Mauricio Macri está divorciado y que vive en concubinato con Juliana Awada.
"Fui a ver tres iglesias católicas y no me aceptaron el Bautismo. Me dijeron que no está bien visto a los ojos de Dios un padrino así", manifestó Natalia a Diario UNO.
Explicó que esa situación la vivió en las parroquias de El Chañaral, San José, y en la propia catedral. "Todas me dijeron lo mismo: que no es correcto para la Iglesia Católica que Macri sea padrino estando separado, ahora juntado, y con otra hija".
"Me quedé helada porque Macri es el presidente de la Nación. ¿Por qué no lo van a aceptar? No es cualquier persona. Entonces me fui a hablar con el pastor evangélico Doroschuk y no me puso ni medio problema".
La mujer aclaró: "No soy católica, voy a una iglesia evangélica, pero sé que Macri es católico y por eso fui a la Iglesia Católica. Pero me dieron esa respuesta, así que busqué por la iglesia evangélica".
Finalmente, en el tabernáculo Vida y Paz se hizo la ceremonia con la presencia del edecán presidencial Sebastián Ignacio Ibáñez, en representación de Mauricio Macri. El bebé recibió una medalla recordatoria de oro con el sello de la Presidencia, el nombre el niño y la fecha del Bautismo, más una mochila llena de útiles.
Además, como ahijado del jefe de Estado tiene asegurada una beca que le cubre los estudios desde la primaria hasta la universidad.

La voz del Obispado

El vocero del Obispado de San Rafael, José Antonio Álvarez, fue contundente y señaló: "El Presidente no reúne las condiciones que exige la fe católica para ser padrino de Bautismo".
Para la iglesia sanrafaelina, Mauricio Macri, por su condición de divorciado, no puede ejercer el padrinazgo de Tiziano, el séptimo hijo varón de Natalia Alcalle, la mujer que bautizó a su hijo el martes en el tabernáculo de Vida y Paz del Pastor Víctor Doroschuk.
En este contexto, el padre José Álvarez señaló a Diario UNO: "El Bautismo es una cuestión de fe y no de conveniencia económica".
Y agregó: "Para nuestra fe no es indispensable que exista un padrino para bautizar a un niño".
El sacerdote tuvo polémicas frases al señalar: "El bautismo no es un juguete que uno compra en una juguetería barata. Por eso, hay que tener en cuenta que la elección del padrino es para que ayuden en la educación de la fe, no es para obtener una ayuda económica".
En ese contexto remarcó: "En este momento, objetivamente, sin consideraciones políticas, el presidente Macri no reúne esas condiciones y eso no quiere decir que sea buena o mala persona".
El cura no objetó la decisión de Natalia en bautizar a su hijo en una iglesia evangélica, pero mencionó: "Evidentemente ella no persigue la fe católica, solo una conveniencia económica y no tengo nada en contra de esa decisión porque cada uno es libre de hacer lo que quiera". Álvarez fue más allá y ratificó: "Hay muchos séptimos hijos varones que no tienen al presidente como padrino porque privilegiaron la fe a la cuestión económica". Fiel a su estilo explicó: "Seguro en la secretaría de una parroquia le dieron las condiciones para elegir un padrino y el Presidente no las cumple", y agregó: "De haber querido bautizarlo en la fe católica hubiera buscado otro padrino".
Por último, el vocero del Obispado que alberga entre otras expresiones católicas al Verbo Encarnado, expresó: "Mascri tiene esta situación que lo invalida para ser padrino, lo sabe y no se ofende por eso".
Fuente:

Más Leídas