Mendoza - despidos despidos
jueves 16 de febrero de 2017

Tensa paritaria con el SUTE, que bochó otra oferta y prepara un plan de lucha

En la segunda reunión de negociación el Gobierno ofreció el 16% –un punto de mejora– y no se alcanzó ningún acuerdo.

En una nueva reunión paritaria el SUTE no aceptó la propuesta del Gobierno de Mendoza, que mejoró solo en un punto la oferta que venía ofreciendo, firme a la clara estrategia de no superar el 17% de aumento para ningún sector de trabajadores del Estado, como pidió el gobernador Alfredo Cornejo. Este es el segundo rechazo del gremio desde que comenzaron las negociaciones. Mañana a las 15 continuará el diálogo.

De este modo, luego de casi tres horas de debate, los docentes rechazaron ayer, sin titubeos, una suba en dos tramos: del 10% desde febrero y el 6% más desde julio no acumulativo. Sin embargo, el encuentro, que resultó poco próspero en cuestiones de dinero, sirvió para introducir en el debate otros temas que aquejan al sector: titularizaciones, despidos, salud laboral y la situación de los celadores, entre otros.

El ítem aula, que actualmente se encuentra judicializado, quedó fuera de la mesa de disentimiento de este año, luego de que generara tanta polémica en 2016. La medida continúa aún sin resolverse, ya que será finalmente la Justicia quien determinará cómo se procederá respecto a esta política introducida por el director general de Escuelas, Jaime Correas.

Adrián Mateluna, titular del Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación, dijo que de seguir esta postura del Gobierno, la estrategia que se trasladará para charlar en las bases será la de un plan de lucha de cara al inicio de clases, ya que sostienen que es muy poco el monto que pretenden asignar, en relación a los conocidos índices inflacionarios.

"Un punto más de aumento es insignificante y por eso, lo rechazamos de plano. Pensemos que si un docente gana $10.000 solo recibirá cerca de $900 de suba salarial, un monto verdaderamente insignificante", ejemplificó Mateluna.

Los otros temas
En medio de la negociación salarial se intentó avanzar sobre otros inconvenientes. Uno de ellos fue la expulsión de la docente Paola Vignoni, por criticar el Operativo Aprender en la escuela Nº4-050 Roberto Azzoni, de Guaymallén.

"Nosotros entendemos esta situación dentro de un claro esquema de persecución política. Esto es una barbaridad y hay que darle marcha atrás porque hay varias irregularidades y resulta realmente indignante", opinó el titular del SUTE.

También se charló sobre lo que los maestros consideran el "descalabro del sistema de salud laboral", ya que siguen sin solucionarse viejos errores y se le agregaron nuevos inconvenientes. Asimismo, se dialogó sobre las titularizaciones estancadas y el incumplimiento de la paritaria de 2015, que exigía que se regularizara y que se concluyera este proceso. Finalmente, se debatieron los problemas que afectan a los celadores y el vaciamiento y la desarticulación de la Junta que los defiende.
Fuente:

Más Leídas