Mendoza - inflación inflación
lunes 06 de junio de 2016

Son escasos y caros los créditos para casas que ofrecen en Mendoza

Los dan desde el IPV hasta los bancos privados. Hay cinco alternativas para adquirir la vivienda propia. Lo que más expectativa despierta son los anuncios del Banco Nación.

Las opciones para obtener un crédito hipotecario hoy en Mendoza son escasas y poco accesibles.
Esta conclusión es el resultado de un paneo por las opciones disponibles en el mercado teniendo en cuenta la oferta pública y privada.

Hay cinco alternativas de acceso a la vivienda, que arrancan con la opción que ofrece el Estado mendocino a través del IPV (Instituto Provincial de la Vivienda), luego sigue con el plan Procrear, que lanzó el gobierno anterior con fondos del ANSES y que ahora busca ser relanzado para mejorar los puntos más débiles que tiene la operatoria. La tercera alternativa son los créditos que ofrecen los bancos privados, una opción que en la práctica es inaccesible, porque cumplir con los requisitos de la relación cuota ingreso es difícil y más aún si se tienen en cuenta las tasas de interés a las que hay que someterse.

Las otras dos opciones son anuncios del Gobierno nacional que aún no se han materializado. Por un lado está la operatoria lanzada por el Banco Central junto con media docena de bancos privados que ofrece créditos indexados en UVI, y por otro lado están los créditos del Banco Nación, que deberían estar en marcha en los próximos días y plantean la actualización de las cuotas al ritmo de los incrementos salariales.

La escala de las expectativas
Si se toma como parámetro el nivel de expectativas que han generado los nuevos anuncios, los créditos anunciados por el Nación podrían ser los que más podrían cubrir la demanda existente. Esta línea prevé la entrega de hasta 2,5 millones a 20 años, con tasa fija los primeros tres años y un esquema de ajuste basada en la variación del salario en el plazo restante.

"Las expectativas están centradas en eso", confirmó el presidente de Colegio de Corredores Inmobiliarios, Miguel Astorga.

Es que estos créditos plantean una actualización atada al incremento salarial, en cambio la operatoria lanzada por el Central junto con seis entidades bancarias –en la práctica aún no arranca– plantea la indexación de acuerdo con el índice de inflación vigente.

El Central anunció junto con el Macro, el Ciudad, el Provincia, el Galicia y el Santander Río el lanzamiento de créditos nominados no en pesos ni en dólares sino en unidades de vivienda (UVI), una unidad de medida que se va actualizando según el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER). El CER, a su vez, evoluciona según el índice de inflación.

Es es el principal problema por el cual las operatorias aún no caminan. Hubo mucha expectativa los primeros días, recordó Astorga, pero mientras la inflación no baje nadie se atreve a tomar un crédito de esas características.

"Hoy el mercado está muy detenido por eso. Lo que vemos que puede salir más rápido es la línea del Banco Nación. Hasta ahora las sucursales en Mendoza tienen el 85% de la información necesaria para abrir la operatoria. Faltan detalles que son importantes para poder definir quién calificará para los créditos y qué casas se podrán comprar. Por ejemplo qué antigüedad pueden tener las casas a comprar, sabemos que se permitirá la compra de casas usadas pero no sabemos qué usadas", ejemplificó el corredor inmobiliario.

En cuanto a la oferta de la banca privada, las alternativas no están dentro de lo que la demanda puede pagar. Las tasas de interés rondan el 33% y el 35% anual, el triple de lo que ofrecen las líneas hipotecarias que se han lanzado.

"Los bancos no están desesperados por dar crédito hipotecario. No es el producto que más les rinde. El consumo se impulsó muchos en los últimos años, dieron mucho crédito a corto plazo, que es más rentable y menos riesgoso para la entidades", completó Astorga.
05TAP06062016.jpg

Procrear relanzado
Los créditos del Procrear hoy están virtualmente frenados, a la espera de su relanzamiento con otras condiciones. Se busca que los beneficiarios sean el segmento que tiene ingresos entre $12.120 y $24.240 y que haya línea para la compra de casas usadas.

Uno de los principales problemas que han planteado los titulares de los créditos es que no les alcanzan los montos para terminar los proyectos. Esto los enfrenta a un grave problema a los que no tienen recursos extras para terminar las obras.

El ahorro previo del IPV
Por último, la quinta alternativa vigente es el plan para construcción refacción o terminación de viviendas individuales que ofrece el IPV. Desde el IPV confirmaron que esta linea sigue vigente, siempre ha sido muy demandada. Se requiere tener un ingreso familiar que ronde los $15.000 y se accede a un crédito que puede rondar los $600.000 y se pagan cuotas mensuales de alrededor de $3.500.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas